Avisar de contenido inadecuado

Cómo voy a saberlo si alguno no me ayuda?

{
}

Muchos quieren entender a Dios y para eso te necesitan a ti.

 La Iglesia se estaba expandiendo y en ese movimiento uno de los discípulos encontró a uno que quería entender a Dios pero no lo estaba logrando. Hch 8:26-31 RV1960 (T)  Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y vé hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.  (27)  Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar,  (28)  volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías.  (29)  Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.  (30)  Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees?  (31)  El dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él.

 Muchos con sinceridad buscan a Dios pero aún así necesitan quien les ayude a entender los caminos de Dios.

 1) SIEMPRE HAY QUIEN ESTÁ BUSCANDO

Aunque no lo parezca, por causa de la incredulidad, de seguro hay alguien en este momento que tiene su corazón dispuesto para Dios y no puede entender el camino verdadero que nos lleva a Él. ¿Cómo lo sé? Porque aún la Iglesia está sobre la tierra.

 Hay un momento clave en el futuro de la humanidad y es cuando la Iglesia sea llamada a encontrarse con Jesús en los cielos y comience un trato especial de Dios con Israel. Y esto habrá de ocurrir cuando se complete el número de los que serán salvos de entre las demás naciones. Rom 11:25-26 PDT  Hermanos, quiero que sepan algo que les ayudará a no creerse sabelotodos. Así que les explicaré un secreto que Dios ha revelado: parte de Israel se ha puesto terca, pero sólo hasta que se complete el número de los que no son judíos que llegue a Cristo.  (26)  Y así todo Israel se salvará. Como dicen las Escrituras: "Un libertador vendrá de Sión, y quitará todo el mal de la familia de Jacob.

 Como la Iglesia sigue sobre la tierra es lógico suponer que aún ese número no se ha completado, lo cual significa que aún hay personas que tienen un corazón dispuesto para Dios pero que no han encontrado el camino de la Verdad.

 2) NUESTRA MISIÓN

Esto nos lleva a la misión que se nos ha encomendado: enseñar la verdad.

Mat 28:19-20 RV1960 (T)  (19)  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;  (20)  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

 Col 1:27-29 NVI  A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.  (28)  A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él.  (29)  Con este fin trabajo y lucho fortalecido por el poder de Cristo que obra en mí.

 Habiendo definido que aún hay quienes están dispuestos a ser enseñados, y habiendo definido también que esa es nuestra misión, llegamos al motivo de estas palabras: entonces debemos estar preparados.

 3) ESTAR PREPARADOS

No fue el ángel quien se paró junto al carro para explicar las verdades que aquél no lograba entender, tampoco lo hizo el Espíritu Santo, sino que ambos guiaron a Felipe para que él cumpliera con tan noble tarea.

Es nuestra la responsabilidad de ayudar a los hombres a entender el camino de la Verdad y para ello debemos estar seriamente preparados. 1Pe 3:15 RV1960 (T) ...y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

 ¿Cuál debe ser nuestra preparación?

 3.1) Conocer la Biblia, Hch 8:34-35 RV1960 (T)  Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro?  (35)  Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.

 Iba leyendo aquél hombre a Isaías, y no era desconocido para Felipe aquél pasaje por lo cual cosa fácil le fue dar respuesta a las dudas del etíope.

 3.2) Conocer el Objetivo, Hch 8:35 RV1960 (T)  Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.

 Sabía Felipe a donde quería llegar, tenía bien en claro cuál era el objetivo de su enseñanza y no se enredó en otras enseñanzas o historias que, aunque buenas tal vez, no hacían a la necesidad de aquél hombre.

Muy común es que nos perdamos del objetivo, ya sea porque nos llenan de preguntas o porque nuestra mente no tiene en claro el rumbo a seguir. No se pierda por laberintos que dejarán más confundido al otro de lo que ya estaba, sea claro y conciso, lleva la conversación siempre hacia Jesús.

 3.3) Conocerse a si mismo

Aquí hay dos cosas a tener en cuenta:

3.3.1) Ser paciente,1Pe 3:15 RV1960 (T)... y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

 3.3.2) Guardar un buen testimonio de vida, 1Pe 3:16 NVI  Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo, se avergüencen de sus calumnias.

 CONCLUSIÓN

Muchos hay aún hoy que quieren pero no logran entender las enseñanzas de la Biblia. Es nuestra misión el ayudarles a hacerlo, y es nuestra responsabilidad el estar preparado para ello.

 Estudia la Biblia, no pierdas el rumbo en tus enseñanzas y mantén un carácter regenerado para ser efectivo en la tarea que se te ha encomendado.

Rom 10:13-17 TLA  Pues la Biblia también dice: «Dios salvará a los que lo reconozcan como su Dios.»  (14)  Pero, ¿cómo van a reconocerlo, si no confían en él? ¿Y cómo van a confiar en él, si nada saben de él? ¿Y cómo van a saberlo, si nadie les habla acerca del Señor Jesucristo? ... (17)  Así que las personas llegan a confiar en Dios cuando oyen el mensaje acerca de Jesucristo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Cómo voy a saberlo si alguno no me ayuda?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre