Avisar de contenido inadecuado

Voluntad gobernada

{
}

El mensaje de Bernabé a los nuevos convertidos en Antioquía los desafiaba a un profundo compromiso con Cristo, y tal vez de ello tengamos algo que aprender.

 Antioquía, lugar donde por primera vez se llamó "cristianos" a los seguidores de Jesús. Esta ciudad, alcanzada por la Gracia de Dios, fue testigo del nacimiento de una ferviente comunidad de fe. A ellos llegó Bernabé y ...Hch 11:23 RV1960 (T)  Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.

 1) FIDELIDAD AL SEÑOR

El fruto que aquél anhelaba ver florecer en los nuevos seguidores de Jesús no solo era de adoración, o de fe, o de satisfacción, sino que también de compromiso.

No temió Bernabé en enfrentarlos a las exigencias del evangelio, como tampoco lo temió Jesús con aquellos que se decían ser discípulos de Él.

Juan 8:31-32 NVI  Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: —Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos;  (32)  y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

 Tampoco Pablo escatimó palabras al respecto: Col 1:22-23 PDT  Pero ahora Cristo, por medio de su muerte física, los ha convertido en amigos de Dios. Cristo murió para presentarlos santos ante Dios, es decir, sin ninguna mancha ni maldad que pueda ser juzgada por Dios.  (23)  Cristo hará esto si siguen creyendo en las buenas noticias que escucharon. Tengan una buena base y manténganse firmes en su fe. No se alejen de la esperanza que les dan las buenas noticias, que se han contado en todas partes del mundo y que yo como siervo ayudo a anunciar.

 Más allá de algunas posiciones teológicas enfrentadas, lo cierto es que el evangelio demanda compromiso con Cristo, lealtad a Cristo, fidelidad a Él, y esto los nuevos deberían saberlo.

 2) PERMANECER

¿Por qué hacer énfasis en este punto de la fidelidad, el compromiso y la lealtad? Porque no es fácil, para nosotros, hacerlo. Bernabé les exhortó a que:"...permaneciesen fieles al Señor", la idea que ello encierra es la de persistir o mantenerse en su decisión sin variar, y esto no nos es fácil por causa de las presiones externas así como de las internas.

Sin entrar en el detalle profundo de la enseñanza, hay cierta mención a estas presiones en la parábola del sembrador. Mat 13:18-23 NVI  »Escuchen lo que significa la parábola del sembrador:  (19)  Cuando alguien oye la palabra acerca del reino y no la entiende, viene el maligno y arrebata lo que se sembró en su corazón. Ésta es la semilla sembrada junto al camino.  (20)  El que recibió la semilla que cayó en terreno pedregoso es el que oye la palabra e inmediatamente la recibe con alegría;  (21)  pero como no tiene raíz, dura poco tiempo. Cuando surgen problemas o persecución a causa de la palabra, en seguida se aparta de ella.  (22)  El que recibió la semilla que cayó entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de esta vida y el engaño de las riquezas la ahogan, de modo que ésta no llega a dar fruto.  (23)  Pero el que recibió la semilla que cayó en buen terreno es el que oye la palabra y la entiende. Éste sí produce una cosecha al treinta, al sesenta y hasta al ciento por uno.

 El diablo por un lado, las personas que no comparten la misma fe ni sus mismos principios por otro, y nuestras propias pasiones, son esas presiones externas e internas que nos hacen difícil permanecer en la fidelidad al Señor.

Esto nos lleva al punto principal de este mensaje, ¿cómo lograrlo?

 3) PROPÓSITO DEL CORAZÓN

Hubo un joven que se vio envuelto en duras presiones pero a pesar de ello supo mantenerse fiel al Señor, ese joven fue Daniel. Dan 1:8 RV1960 (T)  Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.

 A pesar de que no era libre para negarse, a pesar de que la orden era del rey, a pesar de lo prometedor que se presentaba aquella provisión, se mantuvo fiel a sus principios gracias a que "...propuso en su corazón..." hacerlo.

Daniel no vagó de un lado a otro según las circunstancias en su fe y esto se debía al fuerte compromiso que había asumido con Dios. Compromiso que iba más allá de sus palabras o de su conveniencia, compromiso que tenía que ver con la firme intención de su voluntad.

 Bernabé exhortó también a los nuevos creyentes a no vagar de un lado a otro sobre las olas de las circunstancias, los desafió a mantenerse firmes en la roca que es Jesús,  y sabía él que para que lo lograran todo su ser debería estar enfocado en ello.

 CONCLUSIÓN

 Termino con esto:

El cristianismo es más que emociones tocadas por el Espíritu, el cristianismo es voluntades gobernadas por el Espíritu, y quien no esté dispuesto a perder su vida de ésta manera, es muy probable que no logre permanecer fiel al Señor.

Es mi consejo el que te decidas a rendir tu voluntad al gobierno del Espíritu Santo para que así florezca un sincero y firme propósito de tu corazón de perseverar en serle fiel al Señor.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Voluntad gobernada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre