Avisar de contenido inadecuado

De verdad, hay un Dios en el cielo.

{
}

Imposible, una palabra que he escuchado muchas veces pero para la que hay una respuesta: Dios.

 Un gran desafío, desafío que no estaba al alcance de ningún ser humano. Dan 2:1-5 RV1960 (T)  En el segundo año del reinado de Nabucodonosor, tuvo Nabucodonosor sueños, y se perturbó su espíritu, y se le fue el sueño.  (2)  Hizo llamar el rey a magos, astrólogos, encantadores y caldeos, para que le explicasen sus sueños. Vinieron, pues, y se presentaron delante del rey.  (3)  Y el rey les dijo: He tenido un sueño, y mi espíritu se ha turbado por saber el sueño.  (4)  Entonces hablaron los caldeos al rey en lengua aramea: Rey, para siempre vive; dí el sueño a tus siervos, y te mostraremos la interpretación.  (5)  Respondió el rey y dijo a los caldeos: El asunto lo olvidé; si no me mostráis el sueño y su interpretación, seréis hechos pedazos, y vuestras casas serán convertidas en muladares.

 Mientras algunos se hunden en la resignación ante lo que creen imposible de resolver, otros no se amedrentan por la confianza que tienen en Dios, para quien todas las cosas le son posibles.

 IMPOSIBLE PARA EL COMUN DE LA GENTE

No era poca cosa el desafío, tanto en lo que significaba como en las consecuencias por no superarlo. Por eso aquellos hombres dijeron: Dan 2:10-11 PDT  Los caldeos le respondieron: —Nadie en este mundo tiene el poder de hacer lo que el rey está pidiendo. Además, ningún rey por más poder o grandeza que tenga, ha pedido algo así a ningún hechicero, adivino o caldeo.  (11)  Lo que el rey está pidiendo es muy complicado y difícil, sólo los dioses podrían revelar un sueño de otra persona y decir su significado. Pero los dioses no viven con los humanos.

 Conocer cual había sido el sueño para poder dar su interpretación era algo que "...Nadie en este mundo tiene el poder de hacer...". Y si bien sabían que era algo que estaba dentro de las capacidades de los "dioses", su idea era que ellos estaban fuera de los asuntos humanos,"...los dioses no viven con los humanos".

 Por todo esto la respuesta de aquellos era: ¡no se puede!

 POSIBLE PARA QUIEN CONFIA EN DIOS

Pero no todos tenían una visión tan equivocada de la realidad. Y no me refiero al tema de la idolatría sino a la visión de que, ante este imposible, no tenían ninguna esperanza porque los únicos que les podían ayudar no estaban interesados en hacerlo.

Había quien creía en el Único Dios Verdadero y no solo esto, sino que también creía que Él estaba cerca e interesado en mostrar su poder a favor de quien en Él confiara.

Dan 2:27-28 RV1960 (T)  Daniel respondió delante del rey, diciendo: El misterio que el rey demanda, ni sabios, ni astrólogos, ni magos ni adivinos lo pueden revelar al rey.  (28)  Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama:

 La fe de Daniel volvió lo que era imposible en posible porque para superar el desafío se apoyó en Dios.

 IMITANDO A DANIEL

La ira del rey se había desatado por causa de que nadie respondía su pregunta, pero al fin alguien se levantó, le mostró el sueño y la interpretación. Lo que era imposible para los hombres aquél lo pudo hacer porque confió en Dios.

¿Qué debemos imitar de Daniel?

En primer lugar no perdió la fe. Dan 2:16 RV1960 (T)  Y Daniel entró y pidió al rey que le diese tiempo, y que él mostraría la interpretación al rey.

Dado que la orden de exterminio ya había sido dada, hacer esto era una locura y más luego de haberse enterado de cual era la difícil prueba. Pero aún así entró y habló, y aunque este verso no lo diga, lo hizo porque tenía puesta su confianza en Dios.

 En segundo lugar se apoyó en la oración. Dan 2:17-18 NVI  Después volvió a su casa y les contó a sus amigos Ananías, Misael y Azarías cómo se presentaba la situación.  (18)  Al mismo tiempo, les pidió que imploraran la misericordia del Dios del cielo en cuanto a ese sueño misterioso, para que ni él ni sus amigos fueran ejecutados con el resto de los sabios babilonios.

La oración es una arma poderosa que todo creyente tiene a su disposición, ¡pero pocos son los que la usan!.

 En tercer lugar no luchó solo. Dan 2:18 BNP  y les encargó que invocasen la misericordia del Dios del cielo para que les revelase el secreto ...

La oración es poderosa, pero la oración unida lo es mucho más. Muchos se victimizan luchando solos pero no es esa la visión que Dios tiene para la Iglesia. Él quiere que luchemos juntos apoyándonos los unos en los otros para poder así salir adelante.

 EL GRAN FINAL

Sabían que la solución no estaba al alcance de sus manos, también así pensaba Daniel. Pero el creía en Dios Todopoderoso, para quien nada es imposible. Y no solo eso, sino también en quien cerca está de sus hijos para ayudarles.

 Dios no conoce de imposibles y Él está cerca tuyo para mostrar su poder a tu favor. La próxima vez que estés tentado a decir:"¡imposible!", recuerda que Él está contigo también.

{
}
{
}

Deja tu comentario De verdad, hay un Dios en el cielo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre