Avisar de contenido inadecuado

Vencedores

{
}

Usted y yo debemos vivir de acuerdo a la voluntad divina aún a pesar del costo que debamos pagar.

 En una de sus cartas, el apóstol Pedro se expresó así:1Pe 4:1-2 PDT Puesto que Cristo sufrió físicamente, entonces prepárense para luchar armándose con la misma actitud que tuvo él. Pues quien sufre físicamente da a entender que ha abandonado el pecado.  (2)  Eso significa que está dispuesto a vivir el resto de su vida según la voluntad de Dios y no según los deseos humanos.

 Nuestro objetivo es vivir el resto de nuestras vidas según la voluntad de Dios, pero sepa esto, en el hacerlo deberá usted ser muy valiente por causa del costo que tal compromiso conlleva.

 1) VALIENTES

En un artículo anterior (Nueva vida, nuevos pensamientos) meditamos en la necesaria transformación que debe ocurrir en nuestra mente para poder amoldarnos a las características de nuestra nueva vida con Dios.

 Esta "misma actitud que tuvo él"(vivir según la voluntad de Dios), es la que debemos imitar, ¡sabiendo que para ello tendremos que luchar!

1Pe 4:1-2 PDT  Puesto que Cristo sufrió físicamente, entonces prepárense para luchar armándose con la misma actitud que tuvo él. Pues quien sufre físicamente da a entender que ha abandonado el pecado.  (2)  Eso significa que está dispuesto a vivir el resto de su vida según la voluntad de Dios y no según los deseos humanos.

 Esta "lucha" tendrá varios frentes sin duda, nuestra propia naturaleza humana, el mundo espiritual y aún la sociedad que nos rodea, pero en el mantenerse firme seremos recompensados.

 1Pe 4:12-16 BL95  Queridos hermanos, no se sorprendan por el fuego que ha prendido en medio de ustedes para ponerlos a prueba. No es algo insólito lo que les sucede.  (13)  Más bien alégrense de participar en los sufrimientos de Cristo, pues también se les concederán las alegrías más grandes el día en que se nos descubra su gloria.  (14)  Si son insultados a causa del nombre de Cristo, felices ustedes, porque la gloria y el Espíritu de Dios descansan sobre ustedes.  (15)  Sería una lástima que alguno tuviera que sufrir por asesino, ladrón, malhechor o delator;"  (16)  pero si sufre por ser cristiano, no tiene por qué avergonzarse, sino que más bien debe dar gracias a Dios por llevar ese nombre.

 CONCLUSIÓN

La vida cristiana no es para cobardes sino para hombres y mujeres valientes, comprometidos con la causa que han abrazado.

Apo 2:7 DHHe (D)  ¡Quien tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! A los vencedores les daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.’

 Apo 2:11 DHHe (D)  ¡Quien tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! Los vencedores no sufrirán ningún daño de la segunda muerte.’

 Apo 2:17 DHHe (D)  ¡Quien tiene oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias! A los vencedores les daré a comer del maná escondido; y les daré también una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que nadie conoce sino solo aquel que lo recibe.’

 Apo 2:26 DHHe (D)  A los vencedores y a los que hasta el fin sigan haciendo lo que yo quiero que se haga, les daré autoridad sobre las naciones,

 Apo 3:5 DHHe (D)  Los vencedores serán vestidos de blanco, y no borraré sus nombres del libro de la vida sino que los reconoceré delante de mi Padre y delante de sus ángeles.

 Apo 3:12 DHHe (D)  A los vencedores les daré que sean columnas del templo de mi Dios, y nunca más saldrán de allí; y en ellos escribiré el nombre de mi Dios y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén que viene del cielo, de mi Dios; y también escribiré en ellos mi nombre nuevo.

 Apo 3:21 DHHe (D)  A los vencedores les daré un lugar conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono.

 Usted y yo hemos sido llamados a vivir los días que nos restan de acuerdo con la voluntad divina, pero prepárese ya que no será algo fácil de hacer.

 En momentos donde se  sienta débil recuerde a Jesús, y recobre el ánimo para seguir siendo el valiente que Dios quiere que sea. Heb 12:2-3 BLPH  ...Jesús, que, renunciando a una vida placentera, afrontó sin acobardarse la ignominia de la cruz y ahora está sentado junto al trono de Dios.  (3)  Tengan, por tanto, en cuenta a quien soportó una oposición tan fuerte de parte de los pecadores. Si lo hacen así, el desaliento no se apoderará de ustedes.

{
}
{
}

Deja tu comentario Vencedores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre