Avisar de contenido inadecuado

A veces el problema no es la falta de compromiso del discípulo, sino del maestro.

{
}

El éxito del discípulo comienza en el éxito del maestro

Dice la Biblia: Flp 2:19-22 RV1960 (T) Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado; (...) (22) Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio.

Los méritos de Timoteo eran los de Pablo, porque si el primero como hijo había sido, es porque el segundo como padre se había portado. Esta es una de las claves que facilitan el éxito de los discípulos: que se desarrollen en un clima de fraternal afecto con su maestro.

También, en su humildad, el apóstol habla del servicio prestado como una tarea compartida. Y es que un discípulo llevará a la madurez sus virtudes cuando sienta que es parte del progreso de la tarea. Este sentimiento de participación es necesario para que él ejercite su piedad y así se prepare para alcanzar grandes logros.

Y el tercer argumento es la valoración. El solo hecho de mencionarlo en sus cartas, Pablo está agregando valor al ministerio incipiente de Timoteo. Lo cual impactará positivamente en su autoestima y en el desarrollo futuro.

El éxito del discípulo comienza en el éxito del maestro. Y a ello me refiero con el saber crear un clima de afecto, fomentar la participación y hacer de la valoración el motivo de sus palabras. Maestros así tendrán buenos discípulos como lo fue Timoteo.

{
}
{
}

Deja tu comentario A veces el problema no es la falta de compromiso del discípulo, sino del maestro.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre