Avisar de contenido inadecuado

Valor y coraje

{
}

Cuando esté a punto de entrar en pánico a causa de su impotencia ante los desafíos de la vida, recuerde esto: como cristiano, usted cuenta con la ayuda de Dios.

 Un pueblo mentalmente dominado y físicamente empobrecido, pero lograron seguir avanzando porque Dios peleaba por ellos. Éxo 14:24-25 RV1960 (T)  (24)  Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios,  (25)  y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios.

 Dios siempre está con aquellos que han decidido reconocer en Jesús el camino de salvación, y esto lo debe animar a continuar, aún a pesar de los desafíos que se le puedan presentar.

 1) UNA PRUEBA DEMASIADO GRANDE

A los pocos días de comenzar su marcha a la tierra prometida un gran desafío parecía volver imposible el anhelo que les impulsaba a caminar. Frente a ellos el desierto y el mar Rojo  se levantaban como pared infranqueable para su avance, y detrás el ejército egipcio que venía  a su encuentro.

 Éxo 14:5-8 RV1960 (T)  Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía; y el corazón de Faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva?  (6)  Y unció su carro, y tomó consigo su pueblo;  (7)  y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos.  (8)  Y endureció Jehová el corazón de Faraón rey de Egipto, y él siguió a los hijos de Israel;...

 ¿Y qué podía hacer aquél pueblo débil contra tal fuerza militar? Ellos nada, pero el Dios que estaba con ellos mucho.

 Éxo 14:19-28 RV1960 (T)  (19)  Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas,  (20)  e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros.  (21)  Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.  (22)  Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.  (23)  Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo.  (24)  Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios,  (25)  y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios.  (26)  Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería.  (27)  Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar.  (28)  Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno.

 2) ANTE NUESTRA IMPOTENCIA, SOLO DIOS

 El obstáculo para su camino a la tierra prometida era enorme, pero ellos no estaban solos, y eso hizo la diferencia.

 Éxo 14:13-14 RV1960 (T)  (13)  Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.  (14)  Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

 Hablar de Dios todopoderoso es solo parte del propósito de este artículo, pero hablar de Dios todopoderoso que toma nuestras causas como suyas para mostrar su poder a favor nuestro, ese si es el sentido completo del mismo.

 Sal 20:1-9 BLPH  (2) El Señor te atienda en el día de angustia, el nombre del Dios de Jacob te salve.  (2)  (3) Desde el santuario te preste ayuda, desde Sión te proteja.  (3)  (4) Recuerde todas tus ofrendas, que tu holocausto le agrade. (4)  (5) Te conceda lo que deseas, realice lo que te propones.  (5)  (6) Y nos alegraremos con tu victoria, enarbolaremos banderas en nombre de nuestro Dios. ¡Que el Señor te otorgue cuanto has pedido!  (6)  (7) Ahora sé que el Señor dará la victoria a su ungido: desde sus santos cielos le responde con el poder salvador de su diestra.  (7)  (8) Unos confían en sus carros, otros en sus caballos, nosotros invocamos al Señor nuestro Dios.  (8)  (9) Ellos se doblegan y caen, nosotros permanecemos en pie.  (9)  (10) Señor, concede la victoria al rey, atiéndenos cuando te invoquemos.

 CONCLUSIÓN

 Quieren ser éstas palabras de ánimo para  todo aquél cristiano que, enfrentando diferentes pruebas, desafíos u obstáculos, se sienta desmayar a causa de su impotencia para superarlas.

 Es en momentos así donde debemos recordar que no estamos solos, que Dios está  a nuestro lado, y que Aquél que todo lo puede, está dispuesto a hacer suyas las causas nuestras que se ajusten a su Voluntad.

 2Cr 32:7-8 BLPH  — ¡Valor y coraje! No teman ni se asusten del rey de Asiria y de la multitud que lo acompaña, pues contamos con algo más que él:  (8)  él cuenta con fuerzas humanas, pero nosotros contamos con el Señor nuestro Dios que está dispuesto a ayudarnos y a combatir con nosotros. Y la gente quedó reconfortada con las palabras de Ezequías, rey de Judá.

 "¡Valor y coraje!", eso es lo que, saber que Dios pelea tus batallas, te debería infundir.

{
}
{
}

Deja tu comentario Valor y coraje

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre