Avisar de contenido inadecuado

Un corazón fiel

{
}

Dios no ha dejado de ser Dios, y si no vemos su manifestación entre nosotros  hoy es por nuestra culpa.

 El pueblo no tenía rey, su gobernante era Dios, y Él había dejado de hablarles.1Sa 3:1 TLA   En aquellos tiempos, Dios se comunicaba muy pocas veces con la gente y no le daba a nadie mensajes ni visiones....

 Dios no había dejado de ser, ni había abandonado sus planes, sino que los hombres habían dejado de serle fiel. Su brazo no se ha acortado ni su poder se ha debilitado, si no vemos su manifestación no es por culpa de Él sino de nosotros hoy.

 1) ESCASEABA LA VISIÓN

Aquella nación necesitaba que Dios le hablara ya que en ello había una gran importancia. Eze 7:25-26 NVI  Cuando la desesperación los atrape, en vano buscarán la paz.  (26)  Una tras otra vendrán las desgracias, al igual que las malas noticias. Del profeta demandarán visiones; la instrucción se alejará del sacerdote, y a los jefes del pueblo no les quedarán consejos.

 Visiones, instrucción, consejo, aquél pueblo dependía de todo esto para enderezar su camino, y no recibirlo era lo peor que les podía pasar.

 ¿Cuál era entonces, el motivo por el cual aquello sucedía?¿Es que Dios perdía poder o interés?¿Es que no sabía que hacer? La culpa no está en Él sino en nosotros.

 2) SAMUEL

Dice que no había visión en aquellos tiempos pero pronto aquello cambió, ¿por qué? Porque apareció un hombre que era fiel a Dios: el profeta Samuel.

1Sa 3:19-21 RV1960 (T)  Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras.  (20)  Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoció que Samuel era fiel profeta de Jehová.  (21)  Y Jehová volvió a aparecer en Silo; porque Jehová se manifestó a Samuel en Silo por la palabra de Jehová.

Dios "volvió a aparecer en Silo" porque volvió a aparecer un hombre fiel a Él y su Palabra.

 CONCLUSIÓN

Hay quienes se preguntan donde está el Dios de la Biblia, y Él sigue estando ahí. Dice la palabra que: Stg 1:17 DHHe (D)...Dios es siempre el mismo: en él no hay cambios ni sombras.

 Entonces, si no "vemos" al Dios de la Biblia sobre la tierra no es por culpa de Él sino porque nosotros le hemos dejado de ser fiel.

 Dios sigue siendo el mismo que ayer, y aún lo será mañana, por lo que si le queremos ver manifestar pidámosle que pueda encontrar en nosotros un corazón fiel a Él.

1Sa 2:35 RV1960 (T)  Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma; y yo le edificaré casa firme, y andará delante de mi ungido todos los días.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Un corazón fiel

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre