Avisar de contenido inadecuado

Tratar de burlar la imparcialidad

{
}

Dice un dicho: "la confianza mata al hombre". Hay cierto grado de "malsana" confianza en quien espera que, por simpatía o afinidad, el que ha sido puesto como autoridad sobre él, tuerza su recto proceder en favor de si mismo. Este pensamiento es alimentado por la vieja costumbre de mostrar favoritismos en quienes deberían actuar con imparcialidad en sus funciones.

Tan arraigada está en nuestra cultura esto que lo raro es cuando alguien se mantiene  sin un designio anticipado o de prevención en favor o en contra de alguien o algo, lo que le permite juzgar o proceder con rectitud.

Tal pensamiento corrupto aún lo encontramos entre los cristianos, a quienes vemos recurriendo a "favores" para sortear uno que otro obstáculo, intentando que, quien deba actuar con rectitud, deje un lado sus obligaciones.

Es el motivo de estas palabras hacer un llamado de atención ya que, la falta  de imparcialidad a la que estamos acostumbrados en  todas las áreas de nuestra  existencia, aún las que tienen que ver con la religión, no son, ni mucho menos, un atributo del Juez celestial, ante quienes tendremos que presentarnos para rendir cuentas de nuestro existir.

El apóstol Pedro en su carta hace la siguiente declaración:1Pe 1:17 BL95  El Padre que invocan no hace diferencias entre personas, sino que juzga a cada uno según sus obras; tomen, pues, en serio estos años en que viven fuera de la patria.

Dios no hace acepción de personas ni tiene favoritos, como Juez es  totalmente imparcial aún cuando de creyentes se trata.  Esta exhortación del apóstol está enmarcada en un llamamiento a la Iglesia a una vida de santidad y como el pensamiento corrupto de algunos les hace creer que, por algún motivo, gozan de una parcialidad favorable de Dios, Pedro se esfuerza en revelar que:1Pe 1:17 NVI  Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno,  vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo.

Pudiera aquí detenerme a discutir la realidad de Dios como juez pero, como es ésta una exhortación dirigida a creyentes, no creo necesario ahondar en este punto ampliamente aceptado en la fe cristiana. Pero si, por causa del motivo de este artículo, en el atributo de imparcialidad que acompaña   en todo el mensaje bíblico, a la persona de Dios.

Dicen algunos pasajes en el Antiguo Testamento:

Deu 10:17 NVI  Porque el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores;  él es el gran Dios,  poderoso y terrible,  que no actúa con parcialidad ni acepta sobornos.

"... La justicia de Dios se demuestra en su imparcialidad. Nadie se queda fuera del alcance de sus mandamientos, ni aún el rey..."  Notas La Biblia de las Américas, Deut.10:17

Job 34:19 TKIM-DE  quién no es parcial hacia los príncipes, ni favorece al rico sobre el pobre, puesto que todos son la obra de sus manos.

No es parte de la naturaleza de Dios el mostrar parcialidad por alguien, Él es un Juez imparcial tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento.

Hch 10:34-35 NVI  Pedro tomó la palabra,  y dijo:  --Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos,  (35)  sino que en toda nación él ve con agrado a los que le temen y actúan con justicia.

Estas palabras fueron revolucionarias ya que partieron de un hombre que, hasta hace poco, creía que su pueblo era el único y exclusivo en lo tocante a la relación del hombre con Dios. Si bien esto es parte de una historia positiva, nos revela la imparcialidad de Dios como atributo de su naturaleza divina.

Pablo le aconsejó a la iglesia en Efeso: Efe 6:9 BLS  También ustedes, amos, deben tratar a sus esclavos con igual respeto y sin amenazas. Recuerden que tanto ustedes como ellos pertenecen al mismo Dueño. Ese Dueño es Dios, que está en el cielo, y él no tiene favoritos.

Y por último, un verso que nos introducirá en el motivo por el cual la Biblia insiste en la imparcialidad divina, motivo que también estaba en la mente del apóstol. Dice este verso: Col 3:23-25 BLS  Todo lo que hagan, háganlo de buena gana, como si estuvieran sirviendo al Señor Jesucristo y no a la gente.  (24)  Porque ya saben que Dios les dará en recompensa parte de la herencia que ha prometido a su pueblo. Recuerden que sirven a Cristo, que es su verdadero dueño.  (25)  En cambio, todo el que haga lo malo será castigado según lo que haya hecho, porque Dios no tiene favoritos.

La mayoría de las veces que la Biblia hace referencia a la imparcialidad de Dios es enmarcada en un contexto de exhortación a una recta vida de santidad, exhortación que, por lo general, va dirigida a su pueblo(Israel en el A.T. y la Iglesia en el N.T.)

Por ello hablamos al principio de esa idea de que, de alguna forma, vamos "ganando" parcialidad en Dios, la cual nos habilita a transgredir voluntariamente alguna de sus normas sin recibir la justa retribución por las mismas.

Nada nos justifica delante del Padre, ni el cargo, ni las obras, ni las almas salvadas, ni los beneficios aportados a la causa de Cristo. Somos su "especial tesoro" y la "niña de sus ojos", pero ni aún eso nos justifica el transgredir voluntariamente sus normas de santidad, Él no tiene favoritos.

Está afirmación del apóstol no era meramente informativa. Buscaba él, despertar el ánimo de sus lectores a la necesidad de vivir en rectitud para con Dios.

1Pe 1:14-17 BLS  Antes de que ustedes conocieran la buena noticia acerca de Jesucristo, hacían todo lo malo que querían. Ahora, por el contrario, deben obedecer a Dios en todo, como buenos hijos.  (15)  Así que no hagan lo malo, sino manténganse apartados del mal, porque Dios los eligió para ser su pueblo, y en la Biblia él nos dice: "Apártense de la maldad, porque yo soy un Dios que odia la maldad".  (17)  Dios es un juez que no tiene favoritos. Según lo que cada uno de nosotros haya hecho, él decidirá si merecemos ser castigados o premiados. Así que, si ustedes dicen que Dios es su Padre, entonces deben honrarlo durante todos los días de su vida en este mundo.

"La vida llena de Cristo es una vida de obediencia y de santidad  El ser escogidos de Dios es entrar, no sólo en un gran privilegio, sino también en una gran responsabilidad. Pedro recuerda el antiguo mandamiento que estaba a la base de toda la religión hebrea. Dios insistía en que Su pueblo fuera santo, porque Él es santo . La palabra para santo es haguios, y el sentido de la raíz es diferente porque pertenece a Dios. .... Al cristiano se le encomienda la tarea de ser diferente" Comentario al N.T. William Barclay, 1Ped.1:14-16

El apóstol Pablo también tuvo que tratar duramente a alguien que, olvidando la imparcialidad de Dios, no estaba viviendo en rectitud. Creyéndose "favorito" hacía él lo que denunciaba en otros, por eso Pablo le dice: Rom 2:4-11 BLS  Dios es muy bueno, y tiene mucha paciencia y soporta todo lo malo que hacen. Pero no vayan a pensar que lo que hacen no tiene importancia. Dios los trata con bondad, para que se arrepientan de su maldad.  (5)  Pero si insisten en desobedecerlo, y no se arrepienten, harán que Dios les dé un castigo peor. Llegará el día del juicio final, cuando Dios juzgará a todos, y muy enojado, los castigará a ustedes....  (11)  ¡Dios no tiene favoritos!

Dios nos llama a una vida de santidad, pero un día probamos hacer algo que sabemos que no le agrada y parece que todo sigue igual. Volvemos a hacerlo y nos parece que, a pesar de que está mal, Dios está dispuesto a tolerar la falta ya que todo sigue sin novedad.

Solo tengo una cosa para decirte hoy, si es que tu crees que has ganado un favor especial de Dios para esos "deslices": no hay pecado tan chico que Dios vaya a tolerar ni tan grande que no pueda perdonar. Si hasta hoy te ha tenido paciencia es para que te arrepientas.

Y una última cosa antes de terminar. El celo de Dios porque vivas en santidad está potenciado a causa del alto precio que costó la salvación, esto también te debería hacer razonar.

1Pe 1:17-19 BAD  Ya que invocáis como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivid con temor reverente mientras seáis peregrinos en este mundo.  (18)  Como bien sabéis, vosotros fuisteis rescatados de la vida absurda que heredasteis de vuestros antepasados. El precio de vuestros rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata,  (19)  sino con la preciosa sangre de Cristo, ...

{
}
{
}

Deja tu comentario Tratar de burlar la imparcialidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre