Avisar de contenido inadecuado

Testimonio de la divinidad de Jesús

{
}

De las cosas que deberían ser visibles al mundo, por parte de la Iglesia, la unidad es una de ellas y no creo que esto sea siempre así.

 Los minutos se apresuraban a su arresto, y entre sus últimas palabras, estas: Jua 17:20-21 RV1960 (T)  (20)  Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,  (21)  para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

 La gran impresión que convencerá al mundo de la divinidad de la misión de Cristo es hecha por la unidad de sus discípulos. Pero la que va más allá de palabras, la unidad que es visible o perceptible por ellos.

 1) PROPÓSITOS

¿De qué estamos hablando cuando decimos "unidad"? Jesús dijo:"...para que todos sean uno..", y eso tal vez podamos entenderlo con estos versos bíblicos:

 1Co 1:10 PDT  Hermanos, les pido en el nombre de nuestro Señor Jesucristo que se pongan de acuerdo unos con otros para que no haya divisiones entre ustedes. Les pido que estén siempre unidos por las mismas ideas y los mismos propósitos.

 "Esto no requiere que todos piensen de la misma manera. Hay una diferencia entre tener puntos de vistas opuestos y ser divisionistas. Un grupo de personas no llegará a estar de acuerdo en todo pero pueden trabajar juntos, en armonía, si están de acuerdo en lo que realmente importa: Cristo Jesús como Señor de todo. En su iglesia, hable y actúe de tal manera que reduzca los argumentos e incremente la armonía. Diferencias insignificantes no debieran dividir a los cristianos nunca."  Comentario Biblia Diario Vivir, 1Cor.1:10-11

 Flp 1:27 NVI  Pase lo que pase, compórtense de una manera digna del evangelio de Cristo. De este modo, ya sea que vaya a verlos o que, estando ausente, sólo tenga noticias de ustedes, sabré que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del evangelio

 Hay un concepto que es el que nos va ayudar a entender la unidad, y es el de estar unidos por los mismos propósitos.

Sin dudas que habrá diferencias en las opiniones, pero cuando todos estamos enfocados en lo mismo, por ejemplo guardar la unidad (Efe 4:3 NVI  Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.), las diferencias serán tratadas de tal manera que el propósito último no se verá afectado por ello.

 Creo que un gran problema en las comunicaciones humanas es cuando lo hacemos sin detenernos a pensar a "dónde" quiero llegar. Si solo me interesa mostrarme superior al otro, así será el espíritu de mi comunicación. Pero si es el de superar las diferencias sin afectar la armonía, entonces el espíritu de la misma, sin dudas, será totalmente diferente.

 2) EN NOSOTROS

¿Es posible tener tal espíritu de armonía y de unidad? Claro que si, pero si estamos "sumergidos" en Cristo.

Jua 17:21 RV1960 (T)  para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros;...

 Lo que quiero decir es esto, alguien que no esté "en Cristo", no podrá mantener este espíritu de unidad. Si Cristo no gobierna sobre su naturaleza corrompida por el pecado, será una persona que continuamente esté "rompiendo" con el espíritu de unidad que debe caracterizar a la Iglesia de Cristo.

 Gál 5:14-26 PDT  Pues toda la ley se puede resumir en una sola frase: "Ama a los demás como a ti mismo".  (15)  Pero si ustedes siguen atacándose y haciéndose daño unos a otros, van a terminar por destruirse todos.  (16)  Por eso les doy este consejo: dejen que el Espíritu guíe su vida y así, no harán las malas acciones que pide su naturaleza humana.  (17)  Nuestra naturaleza humana desea lo que está en contra del Espíritu y el Espíritu desea lo que está en contra de la naturaleza humana. Los dos se oponen. Por eso ustedes no pueden hacer siempre lo que se les antoja.  (18)  Si se dejan guiar por el Espíritu, quedan libres de la ley.  (19)  Está muy claro que las cosas que hace nuestra naturaleza humana son: inmoralidad sexual, impureza, descontrol,  (20)  idolatría, brujería, odio, discordia, celos, iras, rivalidades, peleas, divisiones,  (21)  envidias, borracheras, parrandas y otras cosas parecidas. Ya les advertí contra eso y ahora les vuelvo a decir lo mismo, que todos los que hacen eso no tendrán parte en el reino de Dios.  (22)  En cambio, el Espíritu produce amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,  (23)  humildad y dominio propio. No existe ninguna ley en contra de esas cosas.  (24)  Todos los que pertenecen a Cristo se han crucificado a sí mismos con sus pasiones y sentimientos egoístas.  (25)  Ya que el Espíritu nos da vida, debemos dejarlo que nos guíe.  (26)  No seamos orgullosos, ni envidiosos ni causemos peleas entre nosotros mismos.

 CONCLUSIÓN

La unidad es posible cuando levantamos nuestra vista a propósitos más elevados que los de nuestro propio y egoísta interés personal.

 Miremos por los intereses de Cristo, ya que en el mantener la unidad en la Iglesia, el mundo tendrá testimonio de la divinidad de Jesús.

 Esto posible, si es que, además de lo anterior, nos hemos rendido a Jesús. Jua 17:21 PDT  Padre, te pido que todos los que crean en mí sean uno, así como tú estás en mí y yo estoy en ti. Te pido que ellos sean uno en nosotros para que el mundo crea que tú me enviaste.

{
}
{
}

Deja tu comentario Testimonio de la divinidad de Jesús

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre