Avisar de contenido inadecuado

Tesoro en vasos de barro

{
}

No es a ti a quien necesitan escuchar sino a Él.

Dice la Biblia: Jua 12:49-50 RV1960 (T) (49) Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. (50) Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.

Como mensajero no influyó en el mensaje, y creo que es el ejemplo que debemos imitar.

1Ts 2:3-6 DHHe (D) No estábamos equivocados en lo que predicábamos, ni tampoco hablábamos con mala intención ni con el propósito de engañar a nadie. (4) Al contrario, Dios nos aprobó y nos confió el evangelio, y así es como hablamos. No tratamos de agradar a la gente, sino a Dios, que examina nuestros corazones. (5) Como sabéis, nunca os hemos halagado con bellas palabras ni nos hemos valido de pretextos para ganar dinero. Dios es testigo de ello. (6) Nunca hemos buscado honores de nadie: ni de vosotros ni de los demás.

Como a Jesús o Pablo, hoy se le ha confiado el mensaje de vida a la Iglesia, y el mejor esfuerzo que podemos hacer es no agregarle nada que tenga como origen nosotros mismos.

2Co 4:2 DHHe (D) Hemos rechazado las cosas vergonzosas que se hacen a escondidas, y no actuamos con astucia ni falseamos el mensaje de Dios. Al contrario, decimos solamente la verdad, y de esta manera nos recomendamos a la conciencia de todos delante de Dios.

No es tu opinión la que produce vida eterna, ni la que disipa tinieblas, o por la cual el mundo entero será juzgado. Es el mensaje del Padre el tesoro que la humanidad necesita, por eso habla como Él lo ha hecho.

{
}
{
}

Deja tu comentario Tesoro en vasos de barro

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre