Avisar de contenido inadecuado

¡Pero que te vuelvas!

{
}

¿Cómo hacerlo cuando le hemos fallado? Pero eso es lo que quiere, que nos volvamos a acercar a Él.

 Momentos antes de su arresto, Jesús habló con Pedro y le dijo: Luc 22:31-32 NVI  »Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo.  (32)  Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos.

 No se trata de que no falles, sino de que, una vez hecho, te vuelvas en arrepentimiento a Él.

 1) LA SITUACIÓN

Podríamos aquí hablar de la obra de satanás, limitada por Dios pero siempre amenazante para la vida del seguidor de Cristo. También podríamos referirnos a la zaranda, tan necesaria para purificar nuestra fe. Sobresale también el cuidado de Cristo, quien no nos deja solos en esos momentos de tribulación sino que intercede a nuestro favor. Y sin dudas también podríamos referirnos a la madurez que tal experiencia nos brinda.

 Temas son varios y cualquiera de ellos ameritaría el que lo desarrolláramos extensamente, pero en lo que quiero reflexionar aquí es en la actitud necesaria para que, habiendo fallado a Jesús, podamos seguir adelante en el propósito para el cual fuimos llamados, y es la actitud de volverse a Él.

 2) LA ACTITUD

Partamos de esta premisa: Jesús sabe que le vamos a fallar pero igual no nos quiere descartar.

 ¿Cuál es el problema que motiva este artículo? El que muchos cristianos, habiendo traicionado a Cristo, se hunden en el desánimo alejándose de Él y su llamado, cuando la actitud debería ser otra totalmente diferente.

 En el caso de Pedro es evidente que Jesús ya sabía lo que iba a pasar, Luc 22:34 NVI  —Pedro, te digo que hoy mismo, antes de que cante el gallo, tres veces negarás que me conoces.

 Sabía que la fe de este no resistiría la prueba pero aún así no lo quiere descartar de entre las filas del cristianismo. Luc 22:32 NT BAD  He orado que no falles completamente...

 Sabía que por un tiempo se alejaría de Él, pero aún así esperaba que se volviera a acercar. Luc 22:32 NT BAD... Cuando te hayas arrepentido, Pedro, y hayas vuelto a mí, fortalece y cultiva la fe de tus hermanos.

 ¿CUÁL ES EL PUNTO?

 No serán pocas las veces que le falles a Jesús, ¡y Él ya lo sabe! Pero aún así no quiere descartarte sino que, una vez que lo hagas, espera que te vuelvas a Él en arrepentimiento, ¡pero que te vuelvas!

 No son pocos los que, por causa del peso de la culpa, se terminan alejando del propósito de  Dios para sus vidas. ¿Es eso correcto? Claro que no, lo correcto es arrepentirse y volver a intentar, ya que para ello es que Jesús intercede ante el Padre por cada uno de nosotros.

{
}
{
}

Deja tu comentario ¡Pero que te vuelvas!

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre