Avisar de contenido inadecuado

Siete mensajes, Siete iglesias: Sardis

{
}

La actitud correcta es una sola: alerta y despierto, fuera de esto, de seguro usted terminará mal.

 Es el quinto mensaje, y ahora a la iglesia en la ciudad de Sardis se le dice: Apo 3:1-2 RV1960 (T) Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.  (2)  Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.

 Lo que creo es la quinta verdad universal para la Iglesia de Cristo, podemos resumirlo así: la actitud correcta de la Iglesia que disfrutará la eternidad es la de ser vigilante.

 1) SOLO NOMBRE

Las palabras son duras: "...tienes nombre de que vives, y estas muerto.", y sin dudas se refieren a la terrible condición espiritual de aquella congregación.

 ¿Cómo podemos describir lo que estaba sucediendo en estos? Es fácil, se decían ser cristianos pero Cristo no estaba entre ellos.

1Co 15:45 TLA  La Biblia dice que Dios hizo a Adán, y que Adán fue el primer hombre con vida. Pero Cristo, a quien podemos llamar el último Adán, es un espíritu que da vida.

 Estaban "muertos" porque Cristo, quien da vida, no tenía influencia sobre ellos. La vida de Aquél no fluía por las "venas" de esta congregación y esto solamente por una causa: se habían alejado siguiendo la desobediencia.

 Apo 3:1-3 TLA  »Escribe al ángel de la iglesia de Sardes: “Yo tengo los siete espíritus de Dios y las siete estrellas. Escucha lo que te voy a decir: ‘Estoy enterado de todo lo que haces, y sé que tienes fama de obedecerme fielmente. Pero la verdad es que no me obedeces.  (2)  Así que levántate y esfuérzate por mejorar las cosas que aún haces bien, pero que estás a punto de no seguir haciendo, pues he visto que no obedeces a mi Dios.  (3)  Acuérdate de todo lo que has aprendido acerca de Dios, y vuelve a obedecerlo. Arrepiéntete. Si no lo haces, iré a castigarte cuando menos lo esperes; llegaré a ti como el ladrón, que nunca sabes cuándo llegará a robar.

 2) LA ACTITUD

Siendo que separados de Cristo estamos "muertos" espiritualmente, ¿cómo hacemos para no alejarnos de Él? Y he aquí el principio de este artículo: siendo vigilantes.

 Apo 3:2 RV1960 (T)  Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.

 Si cambiaban de rumbo(ese es el sentido del griego para la expresión "afirma") aún había esperanzas para estos, pero además de volverse a la obediencia necesitaban volverse vigilantes sobre su condición espiritual.

 Rom 13:11-14 DHHe (D)  En todo esto tened en cuenta el tiempo en que vivimos: que ya es hora de despertarnos del sueño. Porque nuestra salvación está ahora más cerca que al principio, cuando creímos en el mensaje.  (12)  La noche está muy avanzada y se acerca el día; por eso, dejemos de hacer las cosas propias de la oscuridad y revistámonos de luz, como un soldado se reviste de su armadura.  (13)  Portémonos con decencia, como en pleno día. No andemos en borracheras y comilonas, ni en inmoralidades y vicios, ni en discordias y envidias.  (14)  Al contrario, revestíos del Señor Jesucristo como de una armadura y no busquéis satisfacer los malos deseos de la naturaleza humana.

 CONCLUSIÓN

Si Cristo no es parte de una congregación, ésta se encuentra muerta espiritualmente, ¡aunque tenga apariencia de que está viva!

 Y la forma de no alejarnos es manteniéndonos obedientes a Él. Jua 15:4-6 TLA  »Si ustedes se mantienen unidos a mí, yo me mantendré unido a ustedes. Ya saben que una rama no puede producir uvas si no se mantiene unida a la planta. Del mismo modo, ustedes no podrán hacer nada si no se mantienen unidos a mí. (5)  »El discípulo que se mantiene unido a mí, y con quien yo me mantengo unido, es como una rama que da mucho fruto; pero si uno de ustedes se separa de mí, no podrá hacer nada.  (6)  Al que no se mantenga unido a mí, le pasará lo mismo que a las ramas que no dan fruto: las cortan, las tiran y, cuando se secan, les prenden fuego.

  Entonces, sea vigilante sobre la condición espiritual de la Iglesia y de la propia, fuera de esto, de seguro terminarán mal

{
}
{
}

Deja tu comentario Siete mensajes, Siete iglesias: Sardis

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.