Avisar de contenido inadecuado

Siete mensajes, Siete iglesias: Filadelfia

{
}

La Iglesia crece no en base a sus fuerzas sino a las de Cristo.

 Este es el sexto mensaje de una serie de siete dirigidos a diferentes congregaciones cristianas de Asia. Y a la que se encuentra en Filadelfia se le dice:

Apo 3:7-8 TLA  »Escribe al ángel de la iglesia de Filadelfia: “Yo soy el verdadero Hijo de Dios. Yo gobierno sobre el reino de David. Cuando abro una puerta, nadie puede volver a cerrarla; y cuando la cierro, nadie puede volver a abrirla. Ahora escucha lo que te voy a decir: (8)  ‘Estoy enterado de todo lo que haces, y sé que, a pesar de que tienes poco poder, me has obedecido en todo y nunca has negado conocerme. Por eso, pon atención: Voy a darte la oportunidad de servirme, y nadie te lo podrá impedir. Yo te he abierto la puerta, y nadie podrá cerrarla.

 Esta es la sexta verdad universal para toda iglesia cristiana: el crecimiento lo da Dios.

 1) LA CONDICIÓN DE LA IGLESIA

Algo que podemos saber de estos es que eran considerados un grupo con poco poder. Apo 3:8 BL95  Sé lo que vales; he abierto ante ti una puerta que nadie podrá cerrar, pues, por pocas que sean tus fuerzas, has guardado mi palabra y no has renegado de mí.

 Observe las palabras de Jesús: "Sé lo que vales;"

 Hay quienes desprecian a otras congregaciones por causa de su número o de su "fuerza", sea como sea que la pretenden medir. Pero no así Jesús, quien mira la obediencia antes que "la fuerza", y en respuesta a ello da el crecimiento que por si misma la iglesia no puede alcanzar.

 2) EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA

Aunque débiles, obedientes, y el favor de Dios sobre ellos:

 Apo 3:9-11 BL95  Mira que voy a tomar a algunos de la sinagoga de Satanás, de esos que se llaman judíos y no lo son, sino que mienten. Yo haré que vayan y se postren a tus pies, porque habrán visto que te amo.  (10)  Has guardado mis palabras, que ponen a prueba la constancia, pues yo te protegeré en la hora de la prueba que va a venir sobre el mundo entero y que probará a los habitantes de la tierra.  (11)  Vengo pronto. Mantén con firmeza lo que tienes, para que nadie te arrebate la corona.

 CONCLUSIÓN

 La iglesia no debería juzgarse por su "fuerza", por lo grande de su templo, por las finanzas que maneja, por el prestigio de quienes la componen.

 Esa clase de "potencia" no es suficiente, tal vez pueda hacer mucho ruido por cierto tiempo, pero capaz no logre así tener un impacto que sea eterno.

 La Iglesia crece no en base a sus fuerzas, sino en las de Dios.

 1Co 3:5-7 RV1960 (T)  ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.  (6)  Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.  (7)  Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.

{
}
{
}

Deja tu comentario Siete mensajes, Siete iglesias: Filadelfia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre