Avisar de contenido inadecuado

Una respuesta ante la crisis

{
}

Los mensajes de los cuales estamos inundados hoy en día no son esperanzadores. Basta prender la televisión o la radio, basta ponerse a conversar con el vecino, y uno se dará cuenta de que generalmente se habla de crisis económica, de la creciente ola de violencia y de la posible pandemia de gripe "porcina", entre otros.

 

Todos estos mensajes traen una sombra de incertidumbre sobre nuestro futuro y la respuesta natural del hombre ante ella es el aumento del esfuerzo propio para lograr hallar solución a ellos.

 

Hoy quiero animarte a ser diligente en el cuidado de las decisiones sabias que te ayudarán a evitar estos males. Pero es una línea muy delgada la que separa esa virtud del esfuerzo excesivo y mal sano, esfuerzo que va más allá de nuestros límites y que termina por ser peor "remedio" que la "enfermedad" que quisimos evitar.

 

Está bien ser solícito pero no está bien caer en el pozo del afán desmedido y la ansiedad, hay una respuesta para evitar esto último y esta respuesta está en Dios.

 

Decía que la respuesta natural ante lo que no conocemos, es el aumento del esfuerzo personal, lo cual cuando es excesivo se torna en un angustiante afán. La Biblia dice:Mat 6:31 RV95  No os angustiéis,  pues,  diciendo:  "¿Qué comeremos,  o qué beberemos,  o qué vestiremos?"

 

Estas mismas preguntas muchos se hacen hoy además de otras que expresan el mismo espíritu de incertidumbre: ¿cómo  voy a llegar a fin de mes?, ¿quién me va a proteger de los ladrones?, ¿cómo hago para no enfermarme?.

 

Muchas son las dudas que golpean nuestra mente que nos sumerjen en una sana tensión que nos lleva al esfuerzo y cuidado propio, pero hay veces que la línea se traspasa y la vida "ya no es vida" por causa de la ansiedad que nos hace caer en el pozo del afán.

 

Hay una respuesta para mantener el equilibrio y es de lo que quiero hablar aqui hoy.

 

La actitud frente a la vida está muy afectada por la palabra "preocupación" o "afán". Y mientras ella se mantiene dentro de los parametros normales las cosas están bien pero cuando se "disparan" entonces las cosas se tornan malas.

 

Jesús dijo en su sermón:Mat 6:31-32 BLS  "Ya no se preocupen preguntando qué van a comer, qué van a beber o qué ropa se van a poner.  (32)  Sólo los que no conocen a Dios se preocupan por eso. Ustedes no se desesperen por esas cosas. Su Padre que está en el cielo sabe que las necesitan.

 

La crisis económica y la inseguridad social golpea fuerte la mente de muchos hoy, y está bien que trabajen para su propio bienestar, pero hay quienes se desesperan, caen en un sentido de impotencia, sus pensamientos y sus acciones quedan prisioneros de miedos y temores  lo que les afecta negativamente en su concepción de la vida

 

Ante esto hay respuesta, respuesta que pasa por la confianza en Dios y un cambio de enfoque en nosotros.

 

Dice ese pasaje de la Biblia:Mat 6:32 BL95  Los que no conocen a Dios se afanan por esas cosas, pero el Padre del Cielo, Padre de ustedes, sabe que necesitan todo eso.

 

En el pasado alguien comento sobre esto:"Dado que creen que la fortuna consiste en estas cosas humanas, no creen que hay providencia, ni que Dios sea quien se cuida del gobierno de estas cosas, sino que suceden por casualidad. Así, con razón, temen y desesperan, como si no tuviesen quien los dirigiese. Pero los que creen que todas las cosas son gobernadas por Dios, confían la comida a la dirección de su liberal mano, y por eso añade: "Sabe vuestro Padre que necesitáis de todas estas cosas".

 opus imperfectum in Matthaeum, hom. 16

 

Nuestro Padre amoroso está cerca de cada uno de sus hijos y conoce perfectamente la necesidad que hay en ti. Creyendo que Dios existe, no deberías traspasar el sano límite del cuidado propio para caer en una desesperante preocupación. Esfuerzate tú y confía en que lo que no está a tu alcanze, Dios lo suplirá.

 

Otra de las verdades que nos librarán de caer en la trampa del perturbador afán está en tener un cambio de enfoque, es decir, ocuparse en otra cosa. La Biblia dice: Mat 6:33 BAD  Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 

Este "primeramente" señala lo que debería ocupar el primer lugar en importancia, tiempo y orden. Quién tenga en primer lugar de importancia el agradar a Dios será conciente de las circunstancias que le rodean pero no se verá exageradamente afectado por ellas ya que hay otra "cosa" que es la que principalmente capta su atención.

 

La Biblia revela en otro pasaje que: Isa 26:3 RV60  Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera;  porque en ti ha confiado.

 

"...cuyo pensamiento en ti persevera..." habla de alguien que ha puesto su enfoque en Dios y tal actitud le librará de caer prisionero de la corriente de malas noticias que hoy nos golpean.

 

Es posible hoy en día vivir en paz y disfrutar la vida a pesar de la crisis económica, de la creciente violencia o de las enfermedades que surgen.

 

Seamos diligentes y esforzados pero mantengamonos equilibrados, confiados en la providencia de Dios.

 

1Pe 5:7 BLS  Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Una respuesta ante la crisis

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre