Avisar de contenido inadecuado

Relación entre el Padre y el Espíritu Santo

{
}

Necesitamos del Espíritu Santo para conocer lo que el Padre ha decretado

Dice la Biblia: Mat 1:18-20 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. (19) José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. (20) Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

El nacimiento de Jesús corresponde a un plan diseñado desde la eternidad por el Padre y concretado en la tierra, y en su tiempo, por el Espíritu Santo. Otro verso que nos ilustra sobre la relación entre el Padre y el Espíritu Santo es este: 1Co 2:11 Nadie puede saber lo que piensa otra persona. Sólo el espíritu de esa persona sabe lo que ella está pensando. De la misma manera, sólo el Espíritu de Dios sabe lo que piensa Dios.

Entonces, comprendiendo que es el Espíritu quien conoce los pensamientos y designios del Padre, además de ser quien los ejecuta aquí en la tierra, es claro que necesitamos tener una relación íntima con Él, si es que queremos disfrutar de las bendiciones decretadas por Dios en los cielos.

Ríndase al Espíritu Santo, deje de contristarle, permita que le guíe; porque le necesita para que la perfecta voluntad del Padre, que es agradable y perfecta, se cumpla en usted.

{
}
{
}

Deja tu comentario Relación entre el Padre y el Espíritu Santo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre