Avisar de contenido inadecuado

Que quieren que les haga?

{
}

La maravillosa fe que vence es la que no se acobarda ante los obstáculos y la que no limita el poder de Dios.

 Carentes en cuanto a la vista pero no en cuanto a la fe: Mat 20:29-34 NVI  Una gran multitud seguía a Jesús cuando él salía de Jericó con sus discípulos.  (30)  Dos ciegos que estaban sentados junto al camino, al oír que pasaba Jesús, gritaron: —¡Señor, Hijo de David, ten compasión de nosotros!  (31)  La multitud los reprendía para que se callaran, pero ellos gritaban con más fuerza: —¡Señor, Hijo de David, ten compasión de nosotros!  (32)  Jesús se detuvo y los llamó. —¿Qué quieren que haga por ustedes?  (33)  —Señor, queremos recibir la vista.  (34)  Jesús se compadeció de ellos y les tocó los ojos. Al instante recobraron la vista y lo siguieron.

 Creer que para Dios nada es imposible y perseverar a pesar de lo que se levante, son características de quien tiene una fe que vence.

 1) OBSTÁCULOS

El que había sanado a multitudes pasaba por allí, y empezaron a moverse impulsados por la fe, "¡Señor, Hijo de David, ten compasión de nosotros!" Tan pronto como se dispusieron a actuar, surgió la respuesta de la multitud:"...los reprendían para que callaran,".

 Basta con que nos dispongamos a acercarnos a Dios, o a profundizar nuestro compromiso con Él, para que aparezcan los comentarios, la desaprobación, y aún las visitas o invitaciones inesperadas, que tan solo buscan distraernos o apartarnos del camino que queremos transitar.

 ¿Qué hicieron estos? Dice de estos: "...pero ellos gritaban con más fuerza.."

 Sin dudas que, cuando usted se decida a buscar más de Dios, cuando usted se decida a moverse por la fe, surgirán estos "obstáculos", pero la clave está en seguir perseverando, y aún con más fuerzas que antes.

 2) CONFORME A TU FE

La fe que vence es perseverante pero además es amplia en lo que cree que Dios puede hacer.

 Jesús les dijo: "¿Qué quieren que haga por ustedes?". Hasta obvio parece ser cual será la respuesta, pero he descubierto, conversando con unos y otros, que no siempre el creyente se ha librado de las limitaciones de la incredulidad. Son muchas las veces que he escuchado declaraciones de fe en Dios acompañadas con un "pero", y eso es incredulidad.

 Uno de los pasajes paralelos nos arroja más luz sobre este tema, en el dice: Luc 18:41-42 NVI  —¿Qué quieres que haga por ti? —Señor, quiero ver.  (42)  —¡Recibe la vista! —le dijo Jesús—. Tu fe te ha sanado.

 La declaración de aquellos labios, aunque obvia, era un declaración de fe, ¡y se sorprendería de saber cuántos dudan de lo que Dios puede hacer en sus vidas!

 Aquéllos no le pusieron límites a Jesús, y tal fe permitió el milagro de la sanidad.

 CONCLUSIÓN

 La fe que vence es perseverante y confiada. Mientras así no lo sea la nuestra, difícil será que alcancemos algo en Dios.

 Mat 9:29 PDT  Entonces Jesús les tocó los ojos y dijo: -Ustedes creen que soy capaz de hacer que recuperen la vista, entonces que así suceda.

{
}
{
}

Deja tu comentario Que quieren que les haga?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre