Avisar de contenido inadecuado

Quién es el maduro?

{
}

¿Quién es el verdaderamente maduro en el camino de la fe? Algunos hablarán de experiencia, otros de conocimiento, no faltará quien mencione el servicio, y yo quiero agregar una más: la actitud.

 

El conocer la verdad nos hace libres pero cuando ella va acompañada de una mala actitud, todo mérito cae por tierra evidenciando una de las peores virtudes: la falta de madurez.

 

El apóstol Pablo aconsejó a los creyentes en Roma cautela a la hora de pensar en si mismos:Rom 12:3 BLS  Dios en su bondad me nombró apóstol, y por eso les pido que no se crean mejores de lo que realmente son. Más bien, véanse ustedes mismos según la capacidad que Dios les ha dado como seguidores de Cristo.

 

Es interesante como expresa otra versión de la Biblia la idéa de éste pasaje, dice así:Rom 12:3 BL95  La gracia que Dios me ha dado me autoriza a decirles a todos y cada uno de ustedes que actúen, pero no estorben. Que cada uno actúe sabiamente según la capacidad que Dios le ha entregado.

 

Ambos conceptos van de la mano, alguien que por algún motivo se cree más de lo realmente es, tarde o temprano será causa de tropiezo y de estorbo dentro del cuerpo de Cristo. Es por ello que hablé de la inmadurez como una de las peores virtudes ya que su fruto es estorbo y tropiezo para el avance del Reino de Dios.

 

Éste concepto Pablo lo sigue desarrollando dentro de las relaciones entre cristianos, y es ello el motivo de estas palabras.

 

Cuando alguién decide creer y confiar en Jesús para la salvación de su alma, éste pasa a ser parte de la gran familia de la fe, la Iglesia. Si bien nos une la misma fe, por causa de que no somos todos iguales, por causa de que venimos de trasfondos diferentes, con estructuras mentales diferentes, vamos a encontrar mucha diversidad en las formas en que cada uno vive los aspectos no trascendentes de la vida cristiana.

 

Esta diversidad, que no tiene nada que ver con los principios básicos de la fe cristiana, Pablo la expresa así:Rom 14:1-6 BL95  Sean comprensivos con el que no tiene segura su fe y dejen las discusiones que terminan en división.  (2)  Hay quien cree que puede comer de todo, mientras que otros, menos seguros, comen sólo verduras.  (3)  El que come de todo no debe despreciar al que se abstiene; y el que no come de todo, que no critique al que come, pues Dios lo ha tomado tal como es.  ...  (5)  Para unos hay días buenos y días malos, mientras que para otros todos los días son iguales. Que cada uno, pues, siga su propio parecer.  (6)  El que se preocupa por un día de buena suerte, lo hace por el Señor; y el que come, lo hace por el Señor, pues al comer le da gracias. Y también el que no come lo hace por el Señor y le da igualmente gracias.

 

Todos creemos en Jesús y en los principios bíblicos, pero en algunos aspectos de menor importancia encontramos diversidad. Lo interesante es que, a pesar de tal diversidad, Dios nos recibe  a todos en Cristo Jesús:Rom 14:3 BAD  El que come de todo no debe menospreciar al que no come ciertas cosas, y el que no come de todo no debe condenar al que lo hace, pues Dios lo ha aceptado.

 

Ante esta realidad se manifiesta quién realmente es maduro en el camino de la fe, y como dije al principio, se hará notorio por su actitud.

 

Pablo aconsejó el pensar en uno mismo con cordura y cuando esto no es así va de la mano con el ser de tropiezo para la Iglesia. Hay quienes piensan de si mismo como personas maduras en la fe, se colocan en dicha posición pero, aunque conocen la verdad, tiene experiencia  y aún hasta sirven dentro del cuerpo de Cristo, por su actitud ante la diversidad no hacen más que dar señales claras de su inmadurez.Rom 14:13-21 TLA  Ya no debemos criticarnos unos a otros. Al contrario, no hagamos que, por culpa nuestra, un seguidor de Cristo peque o pierda su confianza en Dios.  (14)  A mí, nuestro Señor Jesús me ha enseñado que ningún alimento es malo en sí mismo. Pero si alguien piensa que alguna comida no se debe comer, entonces no debe comerla.  (15)  Si algún hermano se ofende por lo que ustedes comen, es porque no le están mostrando amor. No permitan que, por insistir en comer ciertos alimentos, acabe en el infierno alguien por quien Cristo murió.  (16)  No permitan que se hable mal de la libertad que Cristo les ha dado.  (17)  En el reino de Dios no importa lo que se come ni lo que se bebe. Más bien, lo que importa es hacer el bien, y vivir en paz y con alegría. Y todo esto puede hacerse por medio del Espíritu Santo.  (18)  Si servimos a Jesucristo de esta manera, agradaremos a Dios y la gente nos respetará.  (19)  Por lo tanto, vivamos en paz unos con otros, y ayudémonos a crecer más en la nueva vida que Cristo nos ha dado.  (20)  No permitan que, por insistir en lo que se debe o no se debe comer, se arruine todo lo bueno que Dios ha hecho en la vida del hermano débil. La verdad es que toda comida es buena; lo malo es que por comer algo, se haga que otro hermano deje de creer en Dios.  (21)  Más vale no comer carne, ni beber vino, ni hacer nada que pueda causarle problemas a otros hermanos.

 

Hay quienes llevan aspectos secundarios de la vida cristiana a la exageración. Temas sobre la comida, formas de vestirse, pinturas y arreglo personal, entre otros, son parte de la diversidad de la cultura cristiana. Pero cuando éstos se vuelven en causa de discusiones, divisiones, contiendas, entonces hay evidencia de falta de madurez entre quienes en ella se han enredado.

 

Si usted leyó bien se habrá dado cuenta de que no se trata solamente de respetar la diversidad del otro, sino también de ajustarme yo en mi vida personal para no afectar mal a mi hermano en la fe!!."... Más vale no comer carne, ni beber vino, ni hacer nada que pueda causarle problemas a otros hermanos."

 

Conocer la verdad pero que ella sea fuente de peleas en aspectos de menor importancia es testimonio de una persona inmadura en la fe, por más que piense de si mismo lo contrario.

 

Ejemplo tenemos a seguir en Cristo. Pablo dijo de Él:Rom 15:3 BLS  Porque ni aun Cristo pensaba sólo en lo que le agradaba a él...

Y ese debe ser el espíritu ante la diversidad de los que realmente son creyentes maduros:Rom 15:1-3 BLS  Nosotros, los que sí sabemos lo que Dios quiere, no debemos pensar sólo en lo que es bueno para nosotros mismos. Más bien, debemos ayudar a los que todavía no tienen esa seguridad.  (2)  Todos debemos apoyar a los demás, y buscar su bien. Así los ayudaremos a confiar más en Dios.  (3)  Porque ni aun Cristo pensaba sólo en lo que le agradaba a él. Como Dios dice en la Biblia: "Cuando la gente los insultaba a ustedes, en realidad me insultaba a mí".

 

 "La libertad cristiana se permitió, no para nuestro placer, sino para la gloria de Dios y para bien del prójimo. Debemos agradar a nuestro prójimo por el bien de su alma; .... Toda la vida de Cristo fue una vida de negación y no agradarse a sí mismo. El que más se conforma a Cristo es el cristiano más avanzado. ...Él llevó los pecados impertinentes del impío; nosotros sólo somos llamados a soportar las fallas del débil. ¿Y no debiéramos ser humildes, abnegados y dispuestos para considerarnos los unos a otros que somos miembros unos de otros? ...Nuestro Maestro divino invita a sus discípulos y los alienta mostrándose a ellos manso y humilde de espíritu. La misma disposición debe caracterizar la conducta de sus siervos, especialmente la del fuerte para con el débil...."                      Comentario de la Biblia Matthew Henry, Romanos 15:1-7

 

Conocer la verdad pero que ella sea causa de tropiezo para la obra del Espíritu Santo en el corazón del débil en la fe me aleja del principio que sostiene todos los mandamientos del Padre.Rom 13:8-10 BLS  No le deban nada a nadie. La única deuda que deben tener es la de amarse unos a otros. El que ama a los demás ya ha cumplido con todo lo que la ley exige.  (9)  En la ley hay mandatos como estos: "No sean infieles en el matrimonio. No maten. No roben. No se mueran de ganas por tener lo que otros tienen". Estos mandamientos, y todos los demás, pueden resumirse en uno solo: "Amen a los demás así como se aman a ustedes mismos".  (10)  El amor no causa daño a nadie. Cuando amamos a los demás, estamos cumpliendo toda la ley.

 

No hay mayor acto de negación que el de Cristo, quien se negó a si mismo para bien nuestro. De igual manera el creyente maduro en la fe será quien aprenda a negarse a si mismo por causa de no ser tropiezo para su hermano más débil por quien Cristo pago un alto precio en la cruz del calvario.

 

Rom 14:19 RV60  Así que,  sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.

{
}
{
}

Deja tu comentario Quién es el maduro?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre