Avisar de contenido inadecuado

Que El te salve

{
}

 "Imposible" es una barrera que se levanta en el camino de todos tarde o temprano. Seas quien seas siempre habrá un momento que tu camino se vea estorbado por "algo" que está más allá de tus fuerzas. Estas barreras nos recuerdan nuestra debilidad a la vez que nos sumergen en un triste sinsabor de impotencia.

Imposible es una palabra que nos saca el sueño pero que, hoy quiero decirte, se puede vencer.

Ya hablamos de aquél hombre Daniel que atrapado en una trampa engañosa quedó expuesto a la muerte. A pesar de que tenía varios enemigos , también contaba con poderosos amigos y uno de ellos era el mismísimo rey de aquel imperio.

Aquél hombre tenía en alta estima a Daniel y al darse cuenta del engaño  en el que había participado sin saberlo, intentó encontrar todas las formas de liberarlo. Pero aquello que fue imposible para él fue posible para Dios.

Dice la Biblia: Dan 6:12-16 PDT  En seguida se presentaron ante el rey y dijeron: -Majestad, usted ha firmado una ley prohibiendo durante treinta días que se hagan oraciones o peticiones a cualquier dios o persona que no sea usted. Y quien no obedezca será mandado al foso de los leones. ¿No es verdad? El rey respondió; -Así es. Es una ley para los medos y los persas, y no puede anularse ni cambiarse.  (13)  Entonces le dijeron al rey: -Daniel, uno de los deportados de Judá, no lo respeta a usted ni a la ley que usted firmó. Todo lo contrario, dice oraciones a su Dios tres veces al día.  (14)  El rey quedó muy triste después de escuchar esas palabras. Inmediatamente se puso a pensar en alguna solución para salvar a Daniel. Estuvo hasta el atardecer tratando de buscar una forma de salvar a Daniel.  (15)  Pero aquellos hombres urgían al rey diciendo: -Majestad, usted sabe que según la ley de los medos y de los persas, las leyes y normas firmadas por el rey no se pueden cambiar.  (16)  Así que el rey les ordenó que trajeran a Daniel y lo metieran en el foso de los leones. El rey le dijo a Daniel: -Espero que tu Dios, a quien sirves con tanta devoción, te salve.

La impotencia baña las palabras del rey reconociendo que, a pesar de su encumbrada posición, la solución estaba más allá de su alcance. Pero a pesar del desaliento hay un pequeño rayo de esperanza. Aquel hombre, tal vez sin darse cuenta de la magnitud de sus palabras, dice algo que es sobre lo que quiero llamar la atención hoy. El dice: "...Espero que tu Dios, a quien sirves con tanta devoción, te salve"

El rey había trabajado toda la noche por librar a su amigo y nada había podido lograr.  Reconociendo su impotencia, rendido ante la situación, hace lo único que vale la pena hacer en estos casos: pone su fe en Dios.

Dan 6:19-23 PDT  A la mañana siguiente, el rey se levantó apenas salió el sol y se fue para el foso de los leones.  (20)  Cuando llegó al lugar gritó: -¡Daniel! Tú eres servidor del Dios viviente y siempre estás a su servicio. ¿Tu Dios pudo salvarte de los leones?  (21)  Daniel respondió: -¡Viva el rey por siempre!  (22)  Mi Dios envió a su ángel a cerrar la boca de los leones y no me han hecho nada, porque sabe que soy inocente, y tampoco le he hecho a usted, majestad, ningún mal.  (23)  El rey se alegró y ordenó que sacaran a Daniel del foso de los leones. Cuando lo sacaron de allí vieron que no tenía ni un rasguño porque había confiado en su Dios.

Me imagino que los segundos le habrán parecido eternos ante la expectativa de la suerte que había corrido su amigo pero inmediatamente se escucho la voz de Daniel como una proclamación triunfante de que lo que es imposible para los hombres, posible es para Dios.

Muchos testimonios sobre esto podemos encontrar escritos en las páginas de la Biblia pero también en las páginas de la vida de aquellos que han abierto su corazón a Dios.

Cuenta una anécdota así: "Una muchacha de 19 años llamada Khun Paot, se escapó del reinado Khmer Rouge en Cambodia después de una ardua jornada con 100 otras personas a través de kilómetros de junglas, canales, montañas, y ríos. En medio de ellos y la libertad estaban soldados comunistas, los elementos, y un estrecho de suelo de jungla cubierto con espinos. Muchos de los que escapaban iban descalzos y traían guaraches gastados Una medianoche muy oscura impidió al grupo que sufría mientras cruzaba un valle entre dos cordilleras de montañas. "No podíamos ver absolutamente nada,"le dijo Paot mas tarde a un misionero, Maxine Stewart. "Ni siquiera sabíamos donde pisar." De repente cientos de luciérnagas volaron en vista. Sus luces crearon suficiente luz para que la gente pudiera ver el camino. Los refugiados llegaron a la siguiente montaña por la luz de las luciérnagas,"dijo la Sra. Stewart. Después de que Paot fue trasladada al campo de refugiados Kham Put, fue invitada a una reunión cristiana. "Yo conozco a ese hombre anciano," exclamó cuando vio la foto el la pared de la capilla. "El es quien nos guió y nos mostró el camino a Tailandia y la libertad." Ella estaba señalando a una foto de Jesús.  The Recorder, September 1979, p. 25. "

 Muchos caminos llenos de espinos tenemos que cruzar y en más de una oportunidad la oscura noche caerá sobre más de uno, como dentro de un foso lleno de leones el miedo nos encogerá pero sea cual sea tu "imposible" te animo a que pongas tu fe en Dios porque para Él todas las cosas le son posibles.

Mar 10:27 RV60  Entonces Jesús,  mirándolos,  dijo:  Para los hombres es imposible,  mas para Dios,  no;  porque todas las cosas son posibles para Dios.

{
}
{
}

Deja tu comentario Que El te salve

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre