Avisar de contenido inadecuado

La principal piedra del ángulo

{
}

Inexorablemente la vida del hombre está ligada a la persona de Jesús, para bien o para mal.

 O edificamos sobre aquella piedra o ella caerá sobre nosotros. Mat 21:42-44 TLA  Jesús les dijo: —¿No recuerdan lo que dice la Biblia?: “La piedra que rechazaron los constructores del templo es ahora la piedra principal. Esto nos deja maravillados, pues Dios es quien lo hizo.”  (43)  »Les aseguro que Dios les quitará a ustedes el derecho de pertenecer a su reino, y se lo dará a los que lo obedecen en todo.  (44)  Cualquiera que caiga sobre la piedra que despreciaron los constructores, quedará hecho pedazos. Y si la piedra cae sobre alguien, lo dejará hecho polvo.

 O construimos sobre la "piedra principal" o ella nos "dejará hecho polvo", todo pasa por tu decisión.

 1) LA PIEDRA

Aquella piedra principal no es otra cosa que un símbolo de la persona de Jesús.

 1Pe 2:4-8 TLA  Ustedes son piedras vivas que Dios está usando para construir un templo espiritual. Por lo tanto, acérquense a Jesucristo, pues él es la piedra viva que la gente despreció, pero que Dios eligió como la piedra más valiosa. Además, ustedes son sacerdotes especiales, y por medio de Jesucristo le ofrecerán a Dios los sacrificios que a él le agradan.  (6)  Pues Dios dice en la Biblia: «Yo seré para Jerusalén una piedra valiosa y escogida. Seré la piedra principal, y serviré de base al edificio. »El que confíe en mí jamás será engañado.»  (7)  Ustedes creen en Dios, y por eso consideran que esa piedra es muy valiosa. Pero a los que no creen, les sucede lo que dice la Biblia: «La piedra que rechazaron los constructores del templo es ahora la piedra principal.»  (8)  Y también: «Esta es la piedra por la que muchos caerán; muchos tropezarán en esta roca.» ¡Eso es lo que se merecen! ¡Tropezarán por no aceptar el mensaje de Jesucristo!

 Es decir, en el creer en Jesús edificamos nuestra relación con Dios Padre con el fundamento adecuado para tal tipo de "construcción"; y en el no creer en Jesús rechazamos aquella "piedra principal" sobre la cual debíamos edificar nuestra espiritualidad con el Padre celestial.

 "A Jesucristo se le llama "piedra de tropiezo y roca que hace caer". Algunos tropiezan en Cristo porque lo rechazan o se niegan a creer que El es el que afirma ser. Pero el Salmo 118:22 dice que "la piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo", la parte más importante del edificio de Dios, la Iglesia. Hoy, de igual forma, las personas que se niegan a creer en Cristo cometen el mayor error de su vida. Han tropezado en la persona que pudo salvarlas y darles sentido a su vida, y han caído en las manos de Dios para juicio." Comentario Biblia Diario Vivir, 1Ped.2:8

 2) EL JUICIO

El elemento siguiente está presente una y otra vez, quien rechace a Jesús sufrirá las consecuencias, "...si la piedra cae sobre alguien, lo dejará hecho polvo."

 La Biblia enseña que: Heb 9:27 PDT  Todos los seres humanos morirán una sola vez y después vendrá el juicio.

 Y quien tiene autoridad en ese juicio para decidir es justamente a quien muchos han optado por rechazar.

Jua 5:22-27 PDT  "El Padre no juzga a nadie, sino deja que su Hijo juzgue.  (23)  Decidió eso para que la gente respete al Hijo como respeta al Padre. El que no respeta al Hijo no respeta al Padre. Fue el Padre quien envió al Hijo...(26) La vida viene del Padre mismo. De igual manera, el Padre ha permitido que el Hijo pueda dar vida.  (27)  El Padre también le ha dado autoridad al Hijo para juzgarlos, puesto que él es el Hijo del hombre.

 En otras palabras, la sorpresa será mayúscula para algunos cuando, habiendo rechazado y menospreciado a Jesús, llegue el día de su eternidad y descubran que justamente es Él quien decide cuál será su destino eterno.

Jua 5:21 BNP  Como el Padre resucita a los muertos y les da la vida,  del mismo modo el Hijo da vida a los que quiere.

 3) EL ELEMENTO DE JUICIO

Tal conocimiento nos debería llevar a preguntarnos: ¿cuál es entonces el elemento por el cual Jesús distingue a unos de otros? La respuesta es la fe.

 Jua 3:16-18 NVI  »Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.  (17)  Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.  (18)  El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.

 CONCLUSIÓN

 No podemos evitarlo, la vida del hombre está ligada a la persona de Jesús. Podemos "edificar" nuestra espiritualidad y eternidad sobre Él, o construir algo que no soportará el peso del juicio de Dios.

 Jua 3:36 NVI  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rechaza al Hijo no sabrá lo que es esa vida, sino que permanecerá bajo el castigo de Dios.

{
}
{
}

Deja tu comentario La principal piedra del ángulo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.