Avisar de contenido inadecuado

Presiones internas

{
}

No siempre los obstáculos para la Iglesia vienen de fuera, y mejor estar preparados para manejarlos.

 Todos estaban contentos con el resultado de aquél esfuerzo evangelístico y como Dios los había respaldado dando la conversión de muchos, pero no faltó quien vino a poner "freno" a aquella alegría. Hch 14:27-15:2 TLA  Cuando Pablo y Bernabé llegaron a Antioquía, se reunieron con los miembros de la iglesia y les contaron todo lo que Dios había hecho por medio de ellos. Les contaron también cómo el Señor los había ayudado a anunciar las buenas noticias a los que no eran judíos, para que también ellos pudieran creer en Jesús.  (28)  Pablo y Bernabé se quedaron allí mucho tiempo con los miembros de la iglesia. (15:1) Por esos días llegaron a Antioquía algunos hombres de la región de Judea. Ellos enseñaban a los seguidores de Jesús que debían circuncidarse, porque así lo ordenaba la ley de Moisés. Les enseñaban también que, si no se circuncidaban, Dios no los salvaría.  (2)  Pablo y Bernabé no estaban de acuerdo con eso, y discutieron con ellos...

 Por poco tiempo duró la alegría por el trabajo realizado entre las naciones, ahora la sombra de la duda venía para cambiar el ánimo de la iglesia, ¿y quiénes eran los instrumentos para este mal? Unos que habían salido de entre los creyentes de Jerusalén. Hch 15:23-24 NVI ...Los apóstoles y los ancianos, a nuestros hermanos gentiles en Antioquía, Siria y Cilicia: Saludos.  (24)  Nos hemos enterado de que algunos de los nuestros, sin nuestra autorización, los han inquietado a ustedes, alarmándoles con lo que les han dicho.

 No siempre los obstáculos para la Iglesia vienen de afuera, y mejor es estar preparados para manejarlos.

 1) LA IGLESIA EN ANTIOQUÍA

Esto es a título personal, pero si dijera algo sobre la congregación cristiana en Antioquía es que era una congregación misionera.

 Dicen algunos que fue la ciudad donde se predicó por primera vez a los griegos, Hch 11:19-21 RV1960 (T)  (19)  Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos.  (20)  Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús.  (21)  Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.

 Y también la que envió los primeros misioneros, Hch 13:1-3 RV1960 (T) Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.  (2)  Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.  (3)  Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

 Mientras en Jerusalén aún no habían comprendido a plenitud la verdad del evangelio, en Antioquía ya la practicaban en su vida cotidiana. Gál 2:11-14 PDT  Cuando Pedro fue a Antioquía, lo enfrenté cara a cara porque hizo algo muy malo.  (12)  Esto fue lo que pasó: recién llegado a Antioquía, Pedro comía y tenía compañerismo con los que no eran judíos. Pero después, cuando algunos creyentes judíos vinieron de parte de Santiago, Pedro se separó de los que no eran judíos porque tenía miedo de esos judíos que afirman que los que no son judíos también tienen que ser circuncidados.  (13)  Los otros creyentes judíos también se portaron como Pedro, fueron hipócritas y hasta Bernabé se dejó influenciar.  (14)  Cuando vi que ellos no se comportaban según la verdad del mensaje de salvación, le dije a Pedro delante de todos:...

 Es decir, el tener una mente diferente les había permitido hacer algo  diferente, llevar el evangelio a los que no eran judíos. Y en el hacerlo estaban sumamente contentos, hasta que... otros "creyentes" les "pincharon el globo". Sabemos que esto después se resolvió para bien en el concilio que celebraron (Hechos 15), y aquella alegría del principio volvió a ser la misma. Hch 15:30-32 NT BAD  Los cuatro mensajeros partieron inmediatamente rumbo a Antioquía, donde convocaron a una reunión general de todos los cristianos y les leyeron la carta.  (31)  Al hacerlo, un júbilo desbordante se fue apoderando de la iglesia.  (32)  Luego Judas y Silas, oradores dotados, predicaron extensos sermones ante los creyentes con el propósito de fortalecerlos en la fe.

 CONCLUSIÓN

Es este también un artículo peligroso si es que no se sabe interpretar bien, pero no podía dejar de manifestarlo ya que es una realidad que, la obra del ministerio cristiano, no está carente de presiones. Algunas vienen de afuera, pero otras vienen desde dentro y mejor sería encontrar la forma de resolver esos "conflictos", a desanimarse y bajar los brazos.

 Por un momento los de Antioquía quedaron confundidos, ¡siendo que ellos estaban en lo correcto! Pero dieron los pasos justos para resolver aquello y continuar con lo que creían que estaba bien.Hch 15:2 TLA  Pablo y Bernabé no estaban de acuerdo con eso, y discutieron con ellos. Por esa razón, los de la iglesia de Antioquía les pidieron a Pablo y a Bernabé que fueran a Jerusalén, y que trataran de resolver ese problema con los apóstoles y los líderes de la iglesia en esa ciudad...

  No te estoy diciendo que cada vez que te "frenen" en el ministerio cristiano lo están haciendo mal, y tampoco te estoy diciendo que si no lo hacen es señal de que tu estas bien. Lo que te estoy diciendo es que es normal que surjan presiones cuando estamos haciendo algo para el Señor, y que en lugar de desanimarte u obstinarte, des los pasos necesarios para resolver esa situación.

 La iglesia en Antioquía no se quedó con la discusión de Pablo y Bernabé con los otros, dio los pasos necesarios para encontrar la solución, y la encontraron, ve y haz tú lo mismo. 

{
}
{
}

Deja tu comentario Presiones internas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre