Avisar de contenido inadecuado

Por qué a mi?

{
}

Tribulación, palabra que no nos gusta pero que es parte de nuestra experiencia aquí en la tierra.

La preocupación había ganado el corazón del apóstol Pablo por la iglesia en Tesalónica, y siendo que él no podía ir a ellos, decidió enviar a Timoteo. 1Ts 2:17-3:2 NVI Nosotros, hermanos, luego de estar separados de ustedes por algún tiempo, en lo físico pero no en lo espiritual, con ferviente anhelo hicimos todo lo humanamente posible por ir a verlos. (18) Sí, deseábamos visitarlos —yo mismo, Pablo, más de una vez intenté ir—, pero Satanás nos lo impidió.... (3:1) Por tanto, cuando ya no pudimos soportarlo más, pensamos que era mejor quedarnos solos en Atenas. (2) Así que les enviamos a Timoteo, hermano nuestro y colaborador de Dios en el evangelio de Cristo, con el fin de afianzarlos y animarlos en la fe

Pablo estaba sumamente preocupado por aquellos, y el motivo era que, por causa de las adversidades, tal vez pudieran estos haberse desanimado a tal punto, que todo lo que se había hecho por ellos fuera en vano.

Ya lo hemos dicho y volvemos a recalcarlo, no somos ajenos a lo que es común a todo hombre sobre la tierra, adversidades, angustias, tribulaciones, aflicciones, congojas, penas, tormentos. Por eso, al vivirlos, no deberíamos sorprendernos a tal punto de abandonar nuestra fe.

1) INQUIETUD DE PABLO
1Ts 3:5 PDT Cuando ya no pude resistir más, envié a Timoteo para saber cómo estaban en cuanto a la fe, pues temía que el diablo los hubiera empujado al mal y que todo nuestro trabajo se hubiera echado a perder.

Estaba el apóstol inquieto por la fe de aquellos ya que sabía que en el debilitarse en ella, darían entrada a quien solo busca el mal del individuo y especialmente el deshacer todo rastro de Dios en la humanidad.

¿Y que era lo que había despertado tal inquietud en su corazón? La causa de las tribulaciones.

2) A CAUSA DE...
1Ts 3:4 PDT Cuando estábamos allí con ustedes, les dijimos que todos ustedes debían sufrir. Ahora ven que todo esto ha ocurrido tal como lo dijimos.

"La ansiedad y preocupación del Apóstol por los tesalonicenses son evidentes en toda la carta. La situación no era para menos, pues desde que puso su pie en Grecia fue constantemente perseguido, lo cual le mantuvo apartado de ellos. En Filipos, las autoridades le invitaron a abandonar la ciudad (cfr. Hch 16,39); tuvo que escaparse de Tesalónica con la ayuda de los hermanos (cfr. Hch 17,10); tuvo que huir también de Berea (cfr. Hch 17,14s) hacia Atenas, donde su predicación no dio los resultados que él probablemente esperaba (cfr. Hch 17,32). Mientras tanto, la pequeña comunidad cristiana de Tesalónica estaba en peligro a causa de la presión y agresividad de sus mismos conciudadanos paganos. ¿Se mantendrían firmes en la fe? ¿Había fracasado toda su misión en Europa? " La Biblia de Nuestro Pueblo,1Ts.3:1-5

Pablo estaba preocupado de que no supieran manejar bien toda aquella serie de circunstancias contrarias y que en ello terminaran en el fracaso.

Dios no nos promete que ya no tendremos motivos para sufrir aquí en la tierra, algunos creen esto y cuando algo no les va bien ya se desaniman. Alguien dijo: “Estar prevenidos, es estar aparejados”. [Edmunds], y ese es el motivo de este artículo, prevenir para que de esa manera estemos preparados, y una vez en ello, podamos superarlo en victoria.

3) LA ENSEÑANZA
Pablo les dijo: 1Ts 3:3 TLA así las dificultades y problemas que ustedes afrontan no los harán dudar. Ustedes saben que tenemos que hacer frente a esos problemas.

La duda es fruto de la ignorancia, pero nosotros no estamos en ignorancia en este tema, sabemos que la biblia dice que en la vida del creyente habrá problemas y de eso no nos deberíamos de asustar.

CONCLUSIÓN
Muchos pasajes bíblicos se refieren a esta realidad pero debemos entender que siempre son enmarcados en un correcto testimonio cristiano. De seguro habrá quienes tengan que enfrentar problemas pero por causa de sus propias malas acciones. No es a ellos que me dirijo, sino a los que haciendo bien, igual son alcanzados por esta experiencia que es común a toda la raza humana.

A estos últimos es a quienes quiero animar a no debilitarse en la fe, y para ello les dejo esta promesa de Dios:
Sal 34:17-19 RV1960 (T) (17) Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. (18) Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. (19) Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.

{
}
{
}

Deja tu comentario Por qué a mi?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre