Avisar de contenido inadecuado

Planes

{
}

Confíe, acepte la dirección de Dios y se sorprenderá.

 Dice la Biblia: Gén 47:11-12 RV1960 (T)  (11)  Así José hizo habitar a su padre y a sus hermanos, y les dio posesión en la tierra de Egipto, en lo mejor de la tierra, en la tierra de Ramesés, como mandó Faraón.  (12)  Y alimentaba José a su padre y a sus hermanos, y a toda la casa de su padre, con pan, según el número de los hijos.

 No es fácil verlo en un principio, pero los planes de Dios apuntan a su bienestar y felicidad. Por eso, confíe en Él, acepte su dirección, y le aseguro que se sorprenderá.

 1) HAMBRE

Ya habían pasado dos años de hambre y aún faltaban cinco más, y le gente de aquella tierra estaba sufriendo.

 Gén 47:13-20 RV1960 (T)  (13)  No había pan en toda la tierra, y el hambre era muy grave, por lo que desfalleció de hambre la tierra de Egipto y la tierra de Canaán.  (14)  Y recogió José todo el dinero que había en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán, por los alimentos que de él compraban; y metió José el dinero en casa de Faraón.  (15)  Acabado el dinero de la tierra de Egipto y de la tierra de Canaán, vino todo Egipto a José, diciendo: Danos pan; ¿por qué moriremos delante de ti, por haberse acabado el dinero?  (16)  Y José dijo: Dad vuestros ganados y yo os daré por vuestros ganados, si se ha acabado el dinero.  (17)  Y ellos trajeron sus ganados a José, y José les dio alimentos por caballos, y por el ganado de las ovejas, y por el ganado de las vacas, y por asnos; y les sustentó de pan por todos sus ganados aquel año.  (18)  Acabado aquel año, vinieron a él el segundo año, y le dijeron: No encubrimos a nuestro señor que el dinero ciertamente se ha acabado; también el ganado es ya de nuestro señor; nada ha quedado delante de nuestro señor sino nuestros cuerpos y nuestra tierra.  (19)  ¿Por qué moriremos delante de tus ojos, así nosotros como nuestra tierra? Cómpranos a nosotros y a nuestra tierra por pan, y seremos nosotros y nuestra tierra siervos de Faraón; y danos semilla para que vivamos y no muramos, y no sea asolada la tierra.  (20)  Entonces compró José toda la tierra de Egipto para Faraón; pues los egipcios vendieron cada uno sus tierras, porque se agravó el hambre sobre ellos; y la tierra vino a ser de Faraón.

 Pero mientras estos sufrían, había una familia escogida que vivía una realidad diferente.

 2) EN MEDIO DE UNA HAMBRUNA, SACIADOS Y PROSPEROS

Gén 45:17-23 RV1960 (T)  (17)  Y dijo Faraón a José: Dí a tus hermanos: Haced esto: cargad vuestras bestias, e id, volved a la tierra de Canaán;  (18)  y tomad a vuestro padre y a vuestras familias y venid a mí, porque yo os daré lo bueno de la tierra de Egipto, y comeréis de la abundancia de la tierra.  (19)  Y tú manda: Haced esto: tomaos de la tierra de Egipto carros para vuestros niños y vuestras mujeres, y traed a vuestro padre, y venid.  (20)  Y no os preocupéis por vuestros enseres, porque la riqueza de la tierra de Egipto será vuestra.  (21)  Y lo hicieron así los hijos de Israel; y les dio José carros conforme a la orden de Faraón, y les suministró víveres para el camino.  (22)  A cada uno de todos ellos dio mudas de vestidos, y a Benjamín dio trescientas piezas de plata, y cinco mudas de vestidos.  (23)  Y a su padre envió esto: diez asnos cargados de lo mejor de Egipto, y diez asnas cargadas de trigo, y pan y comida, para su padre en el camino.

 Y no solo se facilitó su mudanza, lo cual ya es mucho, sino también su estadía.

 Gén 47:5-27 RV1960 (T)  Entonces Faraón habló a José, diciendo: Tu padre y tus hermanos han venido a ti.  (6)  La tierra de Egipto delante de ti está; en lo mejor de la tierra haz habitar a tu padre y a tus hermanos; habiten en la tierra de Gosén; y si entiendes que hay entre ellos hombres capaces, ponlos por mayorales del ganado mío. ...(11)  Así José hizo habitar a su padre y a sus hermanos, y les dio posesión en la tierra de Egipto, en lo mejor de la tierra, en la tierra de Ramesés, como mandó Faraón.  (12)  Y alimentaba José a su padre y a sus hermanos, y a toda la casa de su padre, con pan, según el número de los hijos...  (27)  Así habitó Israel en la tierra de Egipto, en la tierra de Gosén; y tomaron posesión de ella, y se aumentaron, y se multiplicaron en gran manera.

 CONCLUSIÓN

 Observe las circunstancias y compare las realidades de unos y otros: ante iguales circunstancias, el futuro de Jacob se presentaba mucho más prometedor. Gén 46:2-4 RV1960 (T)  Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí.  (3)  Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.  (4)  Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos.

 El punto es que, quien se refugia bajo el cuidado amoroso de Dios y acepta su dirección, solo puede esperar una cosa de Dios: lo mejor.

 Jer 29:11 DHHe (D)  Yo sé los planes que tengo para vosotros, planes para vuestro bienestar y no para vuestro mal, a fin de daros un futuro lleno de esperanza. Yo, el Señor, lo afirmo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Planes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre