Avisar de contenido inadecuado

Perseverancia

{
}

Constancia, una laudable virtud.

 La parábola del sembrador es un reflejo de la forma en que muchos se vinculan con el Reino de Dios. Sin duda que quienes mejor lo han hecho son aquellos que dan futo, para lo cual hay algo que es clave: la perseverancia.

Luc 8:15 NVI  Pero la parte que cayó en buen terreno son los que oyen la palabra con corazón noble y bueno, y la retienen; y como perseveran, producen una buena cosecha.

  No basta con el corazón noble y bueno, es necesaria la perseverancia para producir una cosecha abundante de buenos frutos.

 PERSEVERANCIA

Siguiendo el ejemplo de la cosecha, dos son los pensamientos que hacen a la perseverancia:

 1.1) Continuar el Proceso

El que una planta de frutos no ocurre de la noche a la mañana. Aunque tiene en si misma la capacidad de fructificar, es necesario que "queme" las diferentes etapas que la llevan a la madurez como tal.

De igual manera el creyente tiene en si mismo, por causa de la presencia del Espíritu Santo en él, la capacidad de producir buenos y abundantes frutos, pero necesita vivir ciertas etapas para que una vez superadas pueda producir aquella cosecha abundante.

Luc 22:31-32 RV1960 (T)  (31)  Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo;  (32)  pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

 La "zaranda" sería un momento difícil para Pedro pero necesario para producir los frutos del Reino. Si tenemos testimonio por el Espíritu sobre lo que hemos sido capacitados, persigámoslo pero con perseverancia porque de seguro que antes de alcanzarlo serán varias las pruebas y desafíos que debamos superar.

 1.2) Paciencia ante el Proceso

Saber esperar hace también a la perseverancia, porque quienes no saben hacerlo tenderán a truncar lo que se está gestando haciendo abortar los hermosos frutos que podrían haber visto la luz.

La paciencia en nosotros sobre nosotros mismos, y la paciencia en nosotros sobre otros, hace a esa virtud que no se adelanta exigiendo fuera de tiempo a la "planta" lo que no puede dar ahora pero que si lo hará después.

 La falta de paciencia ha vuelto a muchos inconstantes, llevándoles a abandonar lo que estaban próximo a conquistar. La falta de paciencia a engañado a muchos que han dado por inútil preciosas plantas que estaban a punto de fructificar como ninguna.

La falta de paciencia empujó a Pablo a menospreciar a aquél joven que no le había dado lo que fuera de tiempo el apóstol esperaba cosechar.

Hch 15:36-39 PDT  Unos días después, Pablo le dijo a Bernabé: "Hemos anunciado el mensaje del Señor en muchos lugares, volvamos y visitemos a los hermanos para ver cómo les ha ido".  (37)  Bernabé quería llevar con ellos a Juan Marcos,  (38)  pero Pablo pensaba que no era bueno llevarlo porque Juan Marcos los había abandonado en Panfilia y no había seguido trabajando con ellos.  (39)  Pablo y Bernabé discutieron tanto sobre eso que al final decidieron irse cada uno por su lado....

 Pero muchos años después reconoció su error y entendió la importancia de la paciencia para ser constante en la búsqueda de los buenos frutos que el verdadero hijo de Dios habrá de dar. Él dijo: 2Ti 4:11 TLA  El único que está conmigo es Lucas. Marcos puede ayudarme mucho en mi trabajo, así que búscalo y tráelo contigo cuando vengas.

 PARA TERMINAR

Fructificar como hijo de Dios demanda un precio que pagar. El precio de la perseverancia, de la constancia, de la paciencia.

2Pe 1:5-8 TLA  Por eso, mi consejo es que pongan todo su empeño en: Afirmar su confianza en Dios, esforzarse por hacer el bien, procurar conocer mejor a Dios,  (6)  y dominar sus malos deseos. Además, deben ser pacientes, entregar su vida a Dios,  (7)  estimar a sus hermanos en Cristo y, sobre todo, amar a todos por igual.  (8)  Si ustedes conocen a Jesucristo, harán todo eso, y tratarán de hacerlo cada vez mejor. Así, vivirán haciendo el bien.

 Muchos tienen un corazón noble y bueno pero no todos están fructificando ya que varios son los que han dejado de perseverar.

 Heb 12:1-2 RV1960 (T)  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,  (2)  puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe...

{
}
{
}

Deja tu comentario Perseverancia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre