Avisar de contenido inadecuado

Peniel

{
}

Nunca se olvide de usted mismo.

 Dice la Biblia: Gén 32:23-25 BL95  Aquella misma noche Jacob se levantó, tomó a sus dos esposas, a sus dos sirvientas y a sus once hijos, y los hizo cruzar el vado de Yaboc.  (24)  A todos los hizo pasar al otro lado del torrente, y también hizo pasar todo lo que traía con él.  (25)  Y Jacob se quedó solo.

 Nunca se olvide de usted mismo, es el primer paso para que las cosas sean diferentes para usted.

 1) JACOB

¿Quién había sido Jacob? Había sido un mentiroso, engañador, que en dos oportunidades suplantó a su hermano Esaú, quien habiendo prometido su muerte, ahora venía a su encuentro.

Gén 32:7-8 BL95  Volvieron los mensajeros y dijeron a Jacob: "Hemos estado con tu hermano Esaú, y él mismo viene ahora a tu encuentro con cuatrocientos hombres.  (8)  Jacob se llenó de miedo y se desesperó.

 Ahora, estando a pocas horas de ese encuentro, la tensión en su ser interior se hacía insoportable. Gén 32:22-24 TLA  (23-24) Esa misma noche Jacob se levantó, tomó todas sus posesiones, y junto con su familia cruzó el arroyo Jaboc.  (24)  (25) Y luego él solo regresó al otro lado...

 ¿Qué estaba pasando por la mente de aquél hombre? Ante el inminente encuentro con su hermano, todo el peso de lo que significaba ser el mismo, cayó sobre él. Tal vez fuera la primera vez en que tuviera una clara visión del hombre que había construido a lo largo de los años, y aquello lo aterró.

 2) LA LUCHA

Bajo el peso de la culpa, a causa de verse a si mismo claramente, se da uno de los episodios más extraños de la Biblia: se traba en una lucha cuerpo a cuerpo con un desconocido.

Gén 32:24-28 TLA  (25) Y luego él solo regresó al otro lado y allí luchó con un desconocido hasta que el sol salió.  (25)  (26) Cuando el desconocido se dio cuenta de que no podía vencer a Jacob, lo golpeó en la cadera, y se la zafó.  (26)  (27) Entonces el desconocido le dijo: —¡Suéltame! ¡Ya salió el sol! Pero Jacob le respondió: —No te suelto si no me bendices.  (27)  (28) El desconocido le preguntó: —¿Cómo te llamas? Cuando Jacob le dio su nombre,  (28)  (29) el desconocido dijo: —Ya no te vas a llamar Jacob. Ahora vas a llamarte Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

 ¿Quién era este desconocido? y ¿en qué plano se da esta lucha?, son preguntas para las cuales no hay una sola respuesta.  Pero esto es lo que quiero destacar: sabía Jacob que el hombre que había construido a lo largo de los años no auguraba un buen futuro, y que si esto podía cambiar sería gracias a la intervención de otro en su vida, y ese otro es Dios.

 Gén 32:29-30 TLA  (30) Entonces Jacob le dijo:—Ahora te toca decirme cómo te llamas. Pero el desconocido respondió: —¡Pues ya debieras saberlo! Luego bendijo a Jacob,  (30)  (31) y por eso Jacob llamó a ese lugar Penuel, pues dijo: «¡He visto a Dios cara a cara, y todavía sigo con vida!»

 3) LA TRANSFORMACIÓN

Ante la realidad de quien era, entendió que si algo bueno podía suceder de ahora en más, sería por el favor divino sobre él.

 Y ese favor vino con la condición de que dejara de ser quien era y se transformara en un nuevo hombre.

Gén 32:27-28 PDT  El hombre le pregunto: —¿Cómo te llamas? Y Jacob respondió: —Jacob.  (28)  Después el hombre dijo: —De ahora en adelante no te llamarás Jacob sino Israel...

 CONCLUSIÓN

Hay un paralelismo en esta historia con el mensaje del evangelio. Gran parte del mismo es un esfuerzo por decirle a la humanidad: el hombre que se esfuerzan en construir con sus propios "medios" no les augura un buen futuro, necesitan a Dios en sus vidas, para que el forme un nuevo hombre, a la semejanza de Jesús, el cual si podrá alcanzar la perfección.

 Deténgase a pensar sobre sí mismo, ¿qué clase de ser humano usted ha forjado al día de hoy? ¿Qué puede esperar que a un hombre así le suceda mañana?

 Si tal meditación lo hunde en la desesperación, entonces usted está pronto para luchar por el cambio. Vuélvase a Dios y permita que el cambie su naturaleza, a la misma que Jesús.

{
}
{
}

Deja tu comentario Peniel

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre