Avisar de contenido inadecuado

Paz, un regalo para ti

{
}

La paz mental, tan anhelada en estos días, pasa por un solo camino: el de la confianza en Dios.

 En su carta a la congregación de Filipos, Pablo les dijo:Flp 4:6-7 NVI  No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.  (7)  Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

 He allí nuestro mal, he allí nuestro anhelo, y junto con ellos el camino que deberíamos de transitar.

 1) NUESTRO MAL

Dijo el apóstol: "no se inquieten por nada", ¡pero si es justamente eso lo que no podemos dejar de hacer!

 Algo que debemos entender de estas palabras de Pablo es que no son una opción, son una orden, y una en la cual debemos ser sujetos activos en el cumplimiento de ella. ¿Qué quiero decir con esto? Que dejaré de estar ansioso cuando yo me decida hacer algo para dejarlo, y no por causa de un cambio en las circunstancias.

 El vivir bajo ansiedad no tiene que ver con lo que suceda a mi alrededor, sino con lo que sucede en mi interior y ahí quien decide soy yo.

 2) NUESTRO ANHELO

En el punto opuesto a una condición ansiosa, lo siguiente: Flp 4:7 BL95  Y la paz de Dios, que es mayor de lo que se puede imaginar, les guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

 No importa lo que suceda en el exterior, mi interior está guardado, emociones y pensamientos, bajo un sentimiento de paz. Y es a esto lo que anhelo que puedas alcanzar.

 3) EL CAMINO

¿Cuáles son los pasos que debo dar?

 3.1) En primer lugar no esperar que la solución venga de la mano de un cambio en las circunstancias. Esto no tiene que ver con tu "exterior" sino con tu interior.

 3.2) La paz de la que estamos hablando tiene un origen y es Dios, pero al cual accedemos únicamente por la fe en Jesús. Flp 4:7 PDT  Verán que Dios les dará su paz, una paz tan grande que va más allá de lo que podemos entender. La paz de Dios controlará todos sus pensamientos y sentimientos porque están unidos a Cristo Jesús.

 3.3) Y ella se desata sobre mi cuando me decido a confiar en Él. Flp 4:6 DHHe (D)  No os aflijáis por nada, sino presentadlo todo a Dios en oración. Pedidle, y también dadle gracias.

 Observe que no se trata solo de pedir sino también de agradecer antes que las cosas ocurran, ¿qué significa esto? Que ya no estamos llevando la carga, que la hemos depositado sobre Él, y que confiamos en que de la forma que se resuelva será siempre la mejor.

 CONCLUSIÓN

Muchos no encuentran la paz porque la esperan como fruto de un cambio en las circunstancias que les rodean y no entienden que ella vendrá como fruto de un cambio en su interior.

 ¿Cuál es ese cambio interior? El cambio a la fe en Dios por medio de Jesús, pero una fe que descansa en la convicción del cuidado atento, sabio y amoroso de nuestro Padre celestial.

 Termino con estas palabras de Jesús: Jua 14:27 NT BAD  ”Les voy a dejar un regalo: paz en el alma. La paz que doy no es frágil como la paz que el mundo ofrece. Nunca estén afligidos ni temerosos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Paz, un regalo para ti

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre