Avisar de contenido inadecuado

Paternidad en todo su esplendor

{
}

La paternidad divina es mucho más amplia de lo que pensamos

Dice la Biblia: 1Co 11:31-32 RV1960 (T) (31) Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; (32) mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

En un artículo anterior (Ceremonia de comunión) meditamos en la fidelidad que demanda el ser parte del cuerpo de Cristo, pertenencia que es manifestada en la participación de la cena del Señor. Y cuando esta fidelidad se ve comprometida, hay un fuerte llamado al arrepentimiento. Pero no siempre lo hacemos, entonces es cuando se activa esta área de la paternidad de Dios: la disciplina.

Heb 12:3-11 RV1960 (T) Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. (4) Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado; (5) y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; (6) Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. (7) Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? (8) Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. (9) Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? (10) Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. (11) Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

No temas a la disciplina divina, es señal de que eres Su hijo, y viene con el fin de evitar que seas condenado junto con los del mundo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Paternidad en todo su esplendor

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre