Avisar de contenido inadecuado

La pascua cristiana

{
}

Domingo de resurrección, domingo de celebración jubilosa porque fue el día en que se confirmó el que Dios estaba entre los hombres.

Jesús dijo de si mismo: Jua 10:17-18 RV1960 (T)  (17)  Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.  (18)  Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.

 ¿Quién es éste para decir semejante cosa? ¿Quién se cree para afirmar algo que está más allá de la capacidad de cualquier ser humano? Si no lo hubiera podido hacer, un loco, pero como lo hizo: el Hijo de Dios

 1) JESUS ES DIOS

La mayoría de los pasajes bíblicos hablan de que el Padre levantó de entre los muertos a su hijo Jesucristo, pero no hay conflicto con esta declaración ya que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son una misma persona.

 Jua 5:17-18 RV1960 (T)  Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.  (18)  Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

 La resurrección es una clara demostración de que Jesús es Dios, lo cual es el fundamento de toda nuestra fe.

Rom 1:3-4 RV1960 (T)  acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,  (4)  que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,

  Siendo la resurrección una confirmación de su divinidad, ¿cómo nos afecta hoy en nuestra fe?

 2) ENGRANDECE SU AMOR

 El hecho de que Jesús sea Dios no hace más que engrandecer Su amor por el hombre ya que no delegó en un tercero el acto sacrificial de salvación en la cruz, sino que Él mismo tomó nuestro lugar y sufrió el menosprecio por causa de nuestro bienestar

 Flp 2:6-8 RV1960 (T)  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,  (7)  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;  (8)  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 El entender que Dios mismo dio su vida en la cruz por usted debería despertar la admiración más profunda que se pudiera encontrar.

  2) ENGRANDECE SU CREDIBILIDAD

El hecho de que Jesús haya sido confirmado como el Hijo de Dios añade credibilidad a  todas sus palabras.

 En cierto momento dijo: Mat 28:18 NVI  Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: —Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 

¿Y qué hubiera pasado si aquél que dijo poder tomar su vida cuando quisiera, no lo hacía? La respuesta la podemos encontrar en estos dichos del apóstol Pablo:

 1Co 15:17-19 PDT  Si Cristo no ha resucitado, su fe no vale nada y todavía son culpables de su pecado.  (18)  Los que murieron creyendo en Cristo también están perdidos.  (19)  Si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, entonces somos los seres humanos más dignos de lástima.

 Pero aquella declaración se cumplió y volvió a tomar su vida sin que nadie pudiera impedírselo, arrojando un manto de credibilidad sobre su persona, sus afirmaciones y sus promesas. El dijo ser el Hijo de Dios y demostró que lo era.

 1Co 15:20-22 DHHe (D)  Pero lo cierto es que Cristo ha resucitado. Él es el primer fruto de la cosecha: ha sido el primero en resucitar. (21)  Así como por causa de un hombre entró la muerte en el mundo, también por causa de un hombre entró la resurrección de los muertos.  (22)  Y así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos tendrán vida.

 CONCLUSIÓN

Toda la fe cristiana descansa sobre el sólido cimiento de quien es Jesús, pero sin la resurrección tal vez no hubiéramos podido responder con seguridad esta interrogante.

 Hoy celebramos su resurrección, el testimonio de Su divinidad, de Su amor y de Su autoridad.

 1Pe 2:6-7 NVI  Así dice la Escritura: «Miren que pongo en Sión una piedra principal escogida y preciosa, y el que confíe en ella no será jamás defraudado.» (7)  Para ustedes los creyentes, esta piedra es preciosa; pero para los incrédulos, «la piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular»

{
}
{
}

Deja tu comentario La pascua cristiana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre