Avisar de contenido inadecuado

Padre espiritual

{
}

Paternidad espiritual no solo significa autoridad sino también entrega.

 El apóstol era un padre espiritual para ellos, y no solo lo entendía como un derecho para ejercer autoridad, sino también como una obligación de no ser carga para ellos. 2Co 12:14-15 PDT  Ahora estoy listo para visitarlos por tercera vez, pero no seré una carga para ustedes. No busco sus pertenencias, sino a ustedes mismos, porque no son los hijos los que tienen que ahorrar para sus padres, sino los padres para sus hijos.  (15)  Me siento feliz de gastar todo lo que tengo, incluso a mí mismo, para ayudarlos. ¿Será que entre más los quiero, ustedes me quieren menos?

 Hay conceptos en las Escrituras que no son muy escuchados y creo que este es uno de ellos. Ser un "padre" para otros tiene sus obligaciones y entre ellas la de "...gastar todo lo que tengo, incluso a mí mismo, para ayudarlos..."

 1) PADRES E HIJOS

Sin dudas que todo obrero cristiano tiene derecho a un salario digno, y esto es algo que sale de la Iglesia. 2Co 11:8-9 NVI  De hecho, despojé a otras iglesias al recibir de ellas ayuda para servirles a ustedes.  (9)  Cuando estuve entre ustedes y necesité algo, no fui una carga para nadie, ya que los hermanos que llegaron de Macedonia suplieron mis necesidades. He evitado serles una carga en cualquier sentido, y seguiré evitándolo.

 Pero, por algún motivo, esto no había sucedido con la congregación de Corinto, y la pregunta es: ¿por qué?

 2) UN BUEN PADRE

Debemos entender que "padre" es aquél que "engendra" hijos, aunque sean espirituales. Y en esta labor de llevar a otros a los pies de Cristo, o de plantar iglesias, o de refundar una congregación abandonada, nada debería ser un impedimento para dedicarse a la tarea de "dar a luz", ni aún el aspecto económico.

 Hch 18:1-3 TLA  Pablo salió de Atenas y se fue a la ciudad de Corinto.  (2)  Allí encontró a un judío llamado Áquila, que era de la región de Ponto. Hacía poco tiempo que Áquila y su esposa Priscila habían salido de Italia, pues Claudio, el emperador de Roma, había ordenado que todos los judíos salieran del país. Pablo fue a visitar a Áquila y a Priscila,  (3)  y al ver que ellos se dedicaban a fabricar tiendas de campaña, se quedó a trabajar con ellos, pues también él sabía cómo hacerlas.

  3) UN TESTIMONIO

En el año dos mil siete Dios nos trajo de vuelta a nuestro país para trabajar en la refundación de una obra abandonada. La totalidad de las preocupaciones de quienes nos rodearon en esos días giraba en torno a un solo tema: nuestro sustento. Pero como Dios ya nos había dado señal de que podíamos confiar en Él durante los años previos en el ministerio, lo único que en realidad me preocupaba era la seguridad de Su llamado a aquél lugar.

 Vinimos, y aunque el templo estaba cerrado ya un año, Dios fue fiel en sostenernos, como lo ha sido siempre.

 CONCLUSIÓN

¿Tenía derecho Pablo a recibir sustento de los Corintios? Claro que sí, pero haber reclamado esto no hubiera sido apropiado por aquellos mal intencionados que pronto hubieran puesto obstáculos al evangelio. Y es que en realidad lo que más le importaba no era lo de ellos, sino ellos mismos, aunque para ganarlos tuviera que trabajar con sus propias manos para sostenerse.

 1Co 4:11-15 TLA  Ahora mismo tenemos hambre y sed, andamos casi desnudos, la gente nos maltrata, y no tenemos ni dónde vivir.  (12)  Nos cansamos trabajando con nuestras manos... (14)  No les escribo esto para avergonzarlos. Al contrario, lo que quiero es darles una enseñanza, pues los amo como si fueran mis hijos.  (15)  Ustedes podrán tener diez mil maestros que los instruyan acerca de Cristo, pero padres no tienen muchos. El único padre que tienen soy yo, pues cuando les anuncié la buena noticia de Jesucristo, ustedes llegaron a ser mis hijos.

 ¿Cuál es el propósito de estas palabras? Muchos maestros y buenos hay hoy en día en la Iglesia de Cristo, pero padres no tanto, aunque algunos se digan serlo. Es que un verdadero "padre espiritual" estará dispuesto a sacrificarlo todo, aún la comodidad de un sueldo generoso, por aquellas almas que le necesitan.

 No estoy diciendo que usted deba trabajar además  del ministerio, tampoco digo que no deba hacerlo, lo que si digo es que, el llamado de Dios a su corazón para llevar el evangelio a algún lugar en especial, no debería ser estorbado porque, en principio, no puedan sostenerle económicamente. Eso es lo que entiendo yo que debe ser un verdadero padre espiritual.

{
}
{
}

Deja tu comentario Padre espiritual

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.