Avisar de contenido inadecuado

Nuestros menospreciados pastores

{
}

Lo que vemos todos los días tiende a quedar opacado cuando nos deslumbra algo nuevo. Esta condición es la causa por la cual muchos toman decisiones apresuradas y, habiendo abandonado lo anterior, un día se dan cuenta que lo "nuevo" no era tan bueno como lo primero.

 

Esto sucede en todas las áreas del ser humano y hoy quiero presentar defensa por una de las personas que, amando mucho, es menospreciado como resultado de la fascinación que cautiva la mente de muchos cristianos por lo "nuevo", estoy hablando del pastor.

 

El apóstol Pablo fue un padre espiritual para la iglesia que se formó en Corinto. Habiendo estos puesto en alta estima al apóstol, ahora parece que ya no le veían con los mismos ojos fruto de que nuevos maestros, con estilos totalmente diferentes, habían surgido entre ellos.

 

Lo "nuevo" les había fascinado al punto que, para algunos, la autoridad de Pablo ya no era tal. Pero como decía al principio, a veces lo nuevo no es tan bueno como lo "de siempre", y eso era lo que descubrirían los Corintios, y eso es lo que aún descubren muchos hoy.

 

Quiero presentar defensa, en las palabras de Pablo, por los pastores que ven como sus hijos espirituales, a los que aman intensamente, les dan la espalda en un frío menosprecio para correr detrás de muchas personalidades que con un "nuevo" mensaje o una "nueva" estrategia les cautivan llevándoles por un camino que no siempre es el mejor.

 

La Biblia registra la defensa que Pablo presenta ante este menosprecio. Él dice:2Co 11:19-20 NVI  Por ser tan sensatos,  ustedes de buena gana aguantan a los insensatos.  (20)  Aguantan incluso a cualquiera que los esclaviza,  o los explota,  o se aprovecha de ustedes,  o se comporta con altanería,  o les da de bofetadas....(21 RV60 ) Para vergüenza mía lo digo,  para eso fuimos demasiado débiles....

 

La iglesia en Corinto había aceptado la enseñanza de algunos "insensatos" cuyo fruto era la esclavitud y la explotación económica, entre otras cosas, menospreciando el amor puro que el apóstol sentía por ellos.

 

Un comentario agrega sobre este pasaje:"Aquí queda claro que sus oponentes eran maestros judíos que pretendían tener un evangelio y una autoridad muy superiores a los de Pablo. Les hace una caricatura en unos pocos trazos maestros cuando menciona las cosas que los corintios están dispuestos a sufrir a sus manos. Reducían a los corintios a la más abyecta esclavitud. Eso harían al tratar de persuadirlos para que se sometieran a la circuncisión y a las mil y una reglitas y normillas de la ley tradicional judía, abandonando la gloriosa libertad del Evangelio de la gracia de Dios. Los devoraban. Los rabinos judíos podían llegar a ser tremendamente rapaces. Mantenían en teoría que un rabino no tenía que cobrar nada por la enseñanza y tenía que ganarse la vida trabajando en algún oficio; pero también enseñaban que la obra más meritoria era mantener a un rabino, y que el que lo hiciera podía estar seguro de obtener un puesto en la academia celestial. Se portaban arrogantemente. Trataban a los corintios como esclavos. De hecho, los rabinos exigían que se los respetara más que a los padres; y hasta reclamaban que, si el padre y el maestro de alguno de sus discípulos caían en manos de bandoleros, había que redimir al maestro antes que al padre. Los abofeteaban. Esto puede querer decir que los trataban despectivamente, o que les daban de bofetadas literalmente . Los corintios habían caído en la situación ridícula de ver en la misma insolencia de sus pretendidos maestros judíos una garantía de su autoridad apostólica."          Comentario al N.T. William Barclay  2Cor.11:16-33

 

Tal forma de abuso sigue exisitiendo hoy, ministerios que hacen "mercadería" de la gente  y muchos corren detrás de ellos abandonando a quienes realmente están interesados por su bienestar. El apóstol Pedro dijo :2Pe 2:1-3 RV60  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,  como habrá entre vosotros falsos maestros,  que introducirán encubiertamente herejías destructoras,  y aun negarán al Señor que los rescató,  atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  (2)  Y muchos seguirán sus disoluciones,  por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,  (3)  y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.  Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda,  y su perdición no se duerme.

 

Los corintios aceptaron la autoridad de estos falsos maestros que solo vinieron a esclavizarlos y despojarlos, cosas que eran impensables para Pablo:"...para eso fuimos demasiados débiles..."

 

La actitud de Pablo era un claro contraste frente a la escandalosa actitud de aquellos otros. Él le dijo a la iglesia:2Co 12:11-13 TLA  Sé que hablar bien de mí es una locura, pero ustedes me han obligado a hacerlo. Yo soy tan capaz como esos superapóstoles, ¡así que son ustedes los que deberían hablar bien de mí!  (12)  La paciencia con que he trabajado por ustedes, y los milagros y las cosas maravillosas que he hecho con el poder de Dios, demuestran que soy un verdadero apóstol.  (13)  Sólo una cosa buena les faltó, que otras iglesias sí tuvieron: ¡ustedes no me ayudaron con dinero! ¡Perdónenme! Tal vez sea mi culpa no haberles pedido ayuda.

 

A diferencia de los falsos y abusivos maestros, el pensamiento de Pablo era totalmente diferente y en esto muchos de nosotros debemos aprende aún hoy:2Co 12:14-15 TLA  Ya estoy listo para ir a visitarlos por tercera vez, pero tampoco ahora les pediré que me ayuden con dinero. Me interesan ustedes, no su dinero. Al fin de cuentas, no son los hijos los que deben juntar dinero para los padres, sino los padres los que deben juntar dinero para los hijos. Y ustedes son mis hijos.  (15)  Y yo con mucho gusto gastaré lo que tengo, y hasta yo mismo me gastaré, para ayudarlos a ustedes. Si yo los amo tanto, ¿por qué ustedes me aman tan poco?

 

El argumento de este artículo no es dinero, el argumento de este artículo es amor. Aquellos falsos maestros no amaban a la iglesia pero la iglesia corrió tras ellos, en cambio el apóstol Pablo si los amaba pero ellos le estaban pagando ese amor con un frío menosprecio.

 

 

Hay un propósito para todo esto. El apostol les dijo un poco antes en su carta:2Co 6:11-13 TLA  Queridos hermanos de la iglesia de Corinto, les hemos hablado con toda sinceridad, y con el corazón abierto.  (12)  Nosotros los amamos mucho, pero ustedes no nos corresponden con el mismo amor.  (13)  Amor con amor se paga. Por eso, como si fuera su padre, les suplico: ¡Ámenme como los amo yo!

 

Ese amor desinteresado y profundo es el que gobierna el corazón de muchos pastores hoy por sus iglesias, amor que les moviliza ante la necesidad al punto que su vida están gastando por el bien de los demás. Pero lamentablemente ese amor no siempre es bien correspondido.Las nuevas corrientes fascinan la mente de muchos que, olvidando el sacrificio que por ellos se ha hecho, corren detras de algunos que, a veces, lo único que quieren es explotarles.

 

El apostol suplicaba: "amenme como yo los amo", y sé que es el mismo clamor de muchos pastores hoy.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Nuestros menospreciados pastores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre