Avisar de contenido inadecuado

No te averguences

{
}

La fuerza de nuestro testimonio es evidencia de la sinceridad de nuestra fe

Dice la Biblia: 2Ti 1:8 RV1960 (T) Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

La exhortación es de Pablo, y el sentido de su expresión es relacionar la vida de Timoteo como testigo de Cristo, a la calidad de su fe.

2Ti 1:3-8 RV1960 (T) Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; (...)(5) trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. (6) Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. (7) Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (8) Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor,...

Luego de mencionar su fe no fingida, usa de la expresión "por tanto", lo cual se puede entender como " de acuerdo a lo anterior"; es decir, si la fe de Timoteo era sincera, no debía avergonzarse de dar testimonio de Jesucristo.

Recordemos que se nos ha comisionado contar a otros como Jesús cambió nuestras vidas (Hechos 1:8), y en el ignorar esto, damos lugar a que se cuestione nuestra fe. Hch 4:18-20 RV1960 (T) Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. (19) Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; (20) porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario No te averguences

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre