Avisar de contenido inadecuado

No olvide

{
}

¡Somos tan previsibles!

Dice la Biblia: 2 Crónicas 12:1 DHH-D Cuando se consolidó el reinado de Roboam y él se sintió fuerte, dejó de cumplir la ley del Señor, y todo Israel hizo lo mismo.

Con un comienzo inestable, lo único que le daba seguridad era su fe en Dios. Pero una vez que se hizo fuerte... hasta que toda su seguridad se esfumó.

2 Crónicas 12:2-7 RV1960 Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en el quinto año del rey Roboam subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén, (3) con mil doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a caballo; mas el pueblo que venía con él de Egipto, esto es, de libios, suquienos y etíopes, no tenía número. (4) Y tomó las ciudades fortificadas de Judá, y llegó hasta Jerusalén. (5) Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá, que estaban reunidos en Jerusalén por causa de Sisac, y les dijo: Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac. (6) Y los príncipes de Israel y el rey se humillaron, y dijeron: Justo es Jehová. (7) Y cuando Jehová vio que se habían humillado, vino palabra de Jehová a Semaías, diciendo: Se han humillado; no los destruiré;(...)

Si hoy disfruta de lo que anhelaba su corazón, no se olvide quien lo llevó allí. Al orgullo le siguen muchas cosas y no creo que se alegre cuando alguna de ellas le alcance.

{
}
{
}

Deja tu comentario No olvide

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre