Avisar de contenido inadecuado

No hay excusa

{
}

La salvación es algo seguro... para algunos.

Dice la Biblia: Eze 33:12-21 RV1960 (T) (12) Y tú, hijo de hombre, dí a los hijos de tu pueblo: La justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad; y el justo no podrá vivir por su justicia el día que pecare. (13) Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo... (18) Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello.

No hay dudas que la salvación es un regalo que recibimos por medio de la fe en la obra expiatoria de Cristo en la cruz. Efe 2:8-9 DHHe (D) Pues por la bondad de Dios habéis recibido la salvación por medio de la fe. No es esto algo que vosotros mismos hayáis conseguido, sino que os lo ha dado Dios. (9) No es el resultado de las propias acciones, de modo que nadie puede jactarse de nada;

Y no hay dudas que es una condición que debo cuidar hasta el final:

Flp 2:12 DHHe (D) Por tanto, mis queridos hermanos, así como me habéis obedecido siempre cuando estaba entre vosotros, obedecedme más ahora que estoy lejos. Ocupaos de vuestra salvación con profunda reverencia,

Gál 6:9 RV1960 (T) No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

Heb 6:11-12 NBJcat Deseamos, no obstante, que cada uno de vosotros manifieste la misma diligencia para la plena realización de la esperanza hasta el fin, (12) y no seáis indolentes, sino más bien imitadores de aquellos que, mediante la fe y la perseverancia, heredan las promesas.

No son estas palabras difíciles de entender, y las escribo con el mismo propósito que Pedro las siguientes, animarte a tener la actitud correcta hasta el fin. 2Pe 1:10-13 BNP Por tanto, hermanos, esfuércense por asegurar su vocación y elección. Si obran así, no tropezarán nunca; (11) y además se les abrirá generosamente la entrada en el reino perpetuo del Señor nuestro y Salvador Jesucristo. (12) Por tanto, siempre trataré de recordarles estas cosas aunque las saben y están firmes en la verdad poseída; (13) y mientras vivo en esta morada, juzgo oportuno mantenerlos despiertos con mis llamados.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario No hay excusa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre