Avisar de contenido inadecuado

Ni el roce de su ropa

{
}

No cometa el error de hacer lo mismo que quiere corregir.

 En su consejo a los creyentes, Judas les dice: Jud 1:22-23 NVI  Tengan compasión de los que dudan;  (23)  a otros, sálvenlos arrebatándolos del fuego. Compadézcanse de los demás, pero tengan cuidado; aborrezcan hasta la ropa que haya sido contaminada por su cuerpo.

 Sea vigilante sobre la vida espiritual de los demás, pero no descuide la suya.

 1) CONTAMINACIÓN

Esa expresión, "aborrezcan hasta la ropa que hay sido contaminada por su cuerpo", es una frase proverbial cuyo significado está en el evitar contaminarse con la práctica del pecado que vemos en los demás.

 Otra versión de la Biblia lo expresa así: Jud 1:23 TLA  Rescaten a los que necesitan salvarse del infierno, y tengan compasión de los que necesitan ser compadecidos. Pero tengan mucho cuidado de no hacer el mismo mal que ellos hacen.

 El sentido de este verso me llevó a preguntarme lo siguiente: ¿por qué corregir a alguien y terminar haciendo lo mismo?

 Y dentro de las posibles respuestas, estas:

 1.1) Porque creemos que quienes somos lo justifica

 De alguna manera creemos que aquel pecado, motivo de ira para Dios, será pasado por alto a causa de quienes somos para Dios.

 Esta idea es claramente equivocada ya que, sin importar quienes seamos, Dios no hace diferencias entre uno y otro ante las demandas de Su santidad.

 1Pe 1:14-17 BL95  Si han aceptado la fe, no se dejen arrastrar ya por sus pasiones como lo hacían antes, cuando no sabían.  (15)  Si es santo el que los llamó, también ustedes han de ser santos en toda su conducta,  (16)  según dice la Escritura: Serán santos, porque yo soy santo.  (17)  El Padre que invocan no hace diferencias entre personas, sino que juzga a cada uno según sus obras; tomen, pues, en serio estos años en que viven fuera de la patria.

 1.2) Porque creemos que nuestras buenas obras lo justifican

 Creer que compensaremos nuestro pecado con un montón de obras buenas es desconocer la función y el valor de la sangre de Cristo.

 Es Su sangre derramada en la cruz lo único que "cubre" nuestro pecado y en el continuar en desobediencia la estamos menospreciando.

 Heb 10:26-29 BL95  Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el pleno conocimiento de la verdad, no puede haber ya sacrificio por el pecado;"  (27)  solamente queda la perspectiva tremenda del juicio y del fuego que devorará a los rebeldes.  (28)  No hay misericordia para el que desprecia la Ley de Moisés: es condenado a muerte por el testimonio de dos o tres personas.  (29)  ¿Qué pasará entonces con el que pisoteó al Hijo de Dios? ¿Qué castigo merecerá, según ustedes, el que ha profanado la sangre de la alianza con la cual fue santificado y ha insultado al Espíritu, don de Dios?

 1.3) Porque creemos que nuestros argumentos lo justifican

 Razones tenemos todos, pero que esas razones sean válidas para hacer lo que a Dios no le agrada, no creo que eso sea posible

 Luc 16:15 RV1960 (T)  Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.

 CONCLUSIÓN

 Nada justifica el que cedamos voluntariamente ante las demandas de santidad.

 Heb 12:14 BL95  Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor.

 Por lo cual, vigile sobre la vida espiritual de los demás, pero no descuide la suya.

{
}
{
}

Deja tu comentario Ni el roce de su ropa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre