Avisar de contenido inadecuado

Moisés, un espíritu sufrido

{
}

El caracter de Moisés y su paciencia son ejemplo para muchos abocados a la noble tarea de buscar el bien de los demás.

El pueblo de Israel no era un pueblo fácil de guiar. El orgullo endurecía el corazón de esta gente volviendoles arrogantes aún contra aquellos que solo buscaban su bien.

Tal fue su locura que en un momento Dios dijo de ellos: Deu 9:13 NVI  "También me dijo:  He visto a este pueblo,  y  ¡realmente es un pueblo terco!

La Biblia hablando de aquellos que son parte del reino dice que son personas humildes, Mat 5:3 NVI  Dichosos los pobres en espíritu,  porque el reino de los cielos les pertenece.

Pero no podemos decir que estos se comportaban como integrantes del reino. Su terquedad, su orgullo, su altivez los expuso a la ira de de Dios: Deu 9:14 BL95  Déjame que lo destruya y borre su nombre de debajo del cielo. De ti, en cambio, haré nacer otra nación más numerosa y más grande que ésta.

¡Que tremenda la responsabilidad que Dios estaba poniendo en las manos de Moisés! Increiblemente Dios le pide permiso a Moisés para destruir a aquellos rebeldes.

Una y otra vez esos rebeldes levantaron su voz contra Moisés:

Exo 15:24 RV60  Entonces el pueblo murmuró contra Moisés,  y dijo:  ¿Qué hemos de beber?

Exo 16:2 RV60  Y toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto;

Exo 16:20 RV60  Mas ellos no obedecieron a Moisés,  sino que algunos dejaron de ello para otro día,  y crió gusanos,  y hedió;  y se enojó contra ellos Moisés.

Exo 17:2 RV60  Y altercó el pueblo con Moisés,  y dijeron:  Danos agua para que bebamos.  Y Moisés les dijo:  ¿Por qué altercáis conmigo?  ¿Por qué tentáis a Jehová?

Exo 17:3-4 RV60  Así que el pueblo tuvo allí sed,  y murmuró contra Moisés,  y dijo:  ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros,  a nuestros hijos y a nuestros ganados?  (4)  Entonces clamó Moisés a Jehová,  diciendo:  ¿Qué haré con este pueblo?  De aquí a un poco me apedrearán.

Una y otra vez este pueblo terco levantaba su rostro con orgullo en contra de quien tuvo la tremenda responsabilidad de decidir su suerte, y a pesar del maltrato eligió...Deu 9:18-20 RV60  Y me postré delante de Jehová como antes,  cuarenta días y cuarenta noches;  no comí pan ni bebí agua,  a causa de todo vuestro pecado que habíais cometido haciendo el mal ante los ojos de Jehová para enojarlo.  (19)  Porque temí a causa del furor y de la ira con que Jehová estaba enojado contra vosotros para destruiros.  Pero Jehová me escuchó aun esta vez.  (20)  Contra Aarón también se enojó Jehová en gran manera para destruirlo;  y también oré por Aarón en aquel entonces.

Trabajar por el bien de la gente para que puedan avanzar en el peregrinaje a la tierra prometida no siempre será correspondido.

Personas tercas que no quieren someterse al gobierno de Dios para que Su Reino se establezca en ellos nos harán los días difíciles en más de una oportunidad,pero...¿que haremos?

A pesar de la oportunidad, a pesar del maltrato y la dureza del corazón de aquel pueblo, Moisés siguió buscando mansamente el bien de aquellos.

Estimado hermano a quien Dios te ha dado la tarea de velar por las almas de otros, de seguro muchos no dan los frutos del Reino que esperamos, por el contrario las obras de la carne hacen evidente su condenación, pero...¿que haremos? ¿abandonaremos la tarea?¿quitaremos al pueblo la unica oportunidad de cambio que es estar en contacto con el mensajero enviado por el Padre?

La tarea no es fácil pero mira a Moisés y sigue su ejemplo.Así como él también los profetas enfrentaron el mismo problema.Jesús también es un ejemplo de paciencia y perseverancia.

Como dice hebreos es el propósito de esta palabra que: Heb 12:2-3 BLS  Pongamos toda nuestra atención en Jesús, pues de él viene nuestra confianza, y es él quien hace que confiemos cada vez más y mejor. Jesús soportó la vergüenza de morir clavado en una cruz porque sabía que, después de tanto sufrimiento, sería muy feliz. Y ahora se ha sentado a la derecha del trono de Dios.  (3)  Piensen en el ejemplo de Jesús. Mucha gente pecadora lo odió y lo hizo sufrir, pero él siguió adelante. Por eso, ustedes no deben rendirse ni desanimarse,

{
}
{
}

Deja tu comentario Moisés, un espíritu sufrido

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre