Avisar de contenido inadecuado

Misterios revelados

{
}

 

Habiendo celebrado un contrato es posible, por desconocimiento, no disfrutar de la totalidad de los beneficios a los cuales me da derecho. Esto es una realidad que aún en las tareas más cotidianas puede darse.

 

También en cuanto a nuestra relación con Dios hemos celebrado un "contrato". Por medio de Cristo, quien en Él ponga su fe, estará quedando bajo el nuevo pacto  que tiene que ver con su sacrificio en la cruz. Este cambio de posición nos coloca en un lugar nuevo, ahora somos hijos de Dios y como tales disfrutamos de una realidad diferente a la que estábamos acostumbrados.

 

Es el motivo de estas palabras el que podamos tener una forma práctica para que, habiendo ingresado en la familia de Dios, no dejemos de disfrutar ni de entender plenamente, la nueva posición que adquirimos por la fe en Cristo Jesús.

 

El apóstol Pablo era alguien que sabía ubicarse en sus palabras según el auditorio que tenía enfrente. Él decía de su mensaje lo siguiente:1Co 2:1-5 BAD  Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciaros el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría.  (2)  Me propuse más bien, estando entre vosotros, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de éste crucificado.  (3)  Es más, me presenté ante vosotros con tanta debilidad que temblaba de miedo.  (4)  No os hablé ni os prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu,  (5)  para que vuestra fe no dependiera de la sabiduría humana sino del poder de Dios.

 

Cuando Pablo se encontró con estos por primera vez su mensaje fue lo más sencillo posible, ni elocuencia ni oculta persuasión, simplemente Jesús.

 

Pero luego sigue diciendo:1Co 2:6-7 RV60  Sin embargo,  hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez;  y sabiduría,  no de este siglo,  ni de los príncipes de este siglo,  que perecen.  (7)  Mas hablamos sabiduría de Dios ...

 

Hay un contraste entre las primeras palabras de Pablo y estas. Al principio se refería al dirijirse cuando ellos no eran creyentes y por ello su mensaje era sencillo, pero ahora, luego de que han crecido en la fe, el mensaje era diferente, era un mensaje mucho más profundo.

 

Hay quienes mal interpretan uno de los versos aquí escritos ya que Pablo dice en cierto momento sobre esa sabiduría de Dios:1Co 2:9 RV60  Antes bien,  como está escrito:  Cosas que ojo no vio,  ni oído oyó,  Ni han subido en corazón de hombre,  Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Este verso no puede ser entendido cabalmente si se le separa del que le sigue:1Co 2:10 RV60  Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;  porque el Espíritu todo lo escudriña,  aun lo profundo de Dios.

 

 La sabiduría de Dios es mucho más alta que la nuestra sin duda, el milagro de la salvación por la fe en Cristo, la adopción en la familia de Dios, el ser apartados para Él, la eternidad, son cosas inimaginables y muchas veces incomprensibles para los hombres en general. Pero he aquí la enseñanza central de este artículo: aunque estas cosas y muchas más exceden nuestra capacidad de deducción, Dios nos permite conocerlas bajo la ayuda del Espíritu Santo.

 

Lea a continuación:1Co 2:12 NVI  Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo sino el Espíritu que procede de Dios,  para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido.

 

Pablo podía hablar palabras de sabiduría no por causa de su poder de deducción sino porque el Espíritu Santo le había ayudado a entender todo lo que tenía que ver con su nueva posición en Cristo. La buena noticia es que usted y yo también contamos con el auxilio del Espíritu para comprender todo lo que Dios nos ha dado por medio de la fe en Jesús.

 

Dios nos ha llamado en Cristo ha ocupar una nueva posición que antes no teníamos. Esto implica un montón de cosas nuevas que Dios nos ha dado como Iglesia, pero también en un sentido específico a cada individuo.

 

En esta nueva posición en Cristo, Dios Padre nos ha dado autoridad, nos ha llenado de promesas al punto que cada día del año esta cubierto por una de ellas, ha puesto su amor en nosotros, ha repartido dones, ha llamado a muchos, pero a pesar de todo esto muchos no viven lo que se les ha concedido a pesar de que ya son suyas en Cristo!!!

 

Es el propósito de estas palabras el inquietarte. Cuantas cosas ya son tuyas en Cristo y vives como si no las fueran!! Promesas de paz, de dirección, de fuerzas, de victoria, ya son tuyas en Cristo.Por eso es el propósito inquietarte a que cultives tu relación con el Espíritu Santo para que bajo su gracia puedas ir entendiendo todo lo que Dios ya te ha dado en Cristo Jesús.

 

Jua 16:13 BLS  Cuando venga el Espíritu Santo, él les dirá lo que es la verdad y los guiará para que siempre vivan en la verdad...

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Misterios revelados

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre