Avisar de contenido inadecuado

El ministerio de la Palabra

{
}

 

El ministerio de la Palabra tiene sus aristas y quien a el es llamado deberá estar atento a ellas. La buena comunicación, la preparación, la integridad moral, son principios básicos pero también lo es la realidad espiritual de quienes nos escuchan.

 

Saber "saltar" las barreras del lenguaje y de la cultura favorecerán el que el mensaje sea fructífero en quienes lo reciben, a esto también debemos agregar que fundamental es saber vencer la barrera de la cegera espiritual, tanto en los que escuchan,sean incrédulos o creyentes, como en nosotros mismos.

 

Pablo hablando a la iglesia en Corinto acerca del ministerio de la Palabra se preocupa de este punto y para ello trae imágenes del pasado de la nación judía para ilustrar el presente. Él habla de un velo que mantiene ciegos a quienes bajo el están como imagen de la realidad de muchos que hoy escuchan pero no logran entender el sano mensaje del evangelio. Hablamos, usamos diversas técnicas, pero el mensaje no llega,¿que hacer entonces?¿debemos abandonar a esta gente? La esperanza para ellos existe  y ella tiene que ver con el poder de Dios.

 

Pablo les recordó a Moisés:2Co 3:13-14 BAD  No hacemos como Moisés, quien se ponía un velo sobre el rostro para que los israelitas no vieran el fin del resplandor que se iba extinguiendo.  (14)  Sin embargo, la mente de ellos se embotó, de modo que hasta el día de hoy tienen puesto el mismo velo al leer el antiguo pacto. ...

 

El apostol toma un hecho del pasado y lo presenta como ejemplo de la realidad presente. Él estaba recordando lo que dice Éxo 34:29-33 BAD  Cuando Moisés descendió del monte Sinaí, traía en sus manos las dos tablas de la ley. Pero no sabía que, por haberle hablado el Señor, de su rostro salía un haz de luz.  (30)  Al ver Aarón y todos los israelitas el rostro resplandeciente de Moisés, tuvieron miedo de acercársele;  (31)  pero Moisés llamó a Aarón y a todos los jefes, y ellos regresaron para hablar con él.  (32)  Luego se le acercaron todos los israelitas, y Moisés les ordenó acatar todo lo que el Señor le había dicho en el monte Sinaí.  (33)  En cuanto Moisés terminó de hablar con ellos, se cubrió el rostro con un velo.

 

Este velo físico lo transfiere al plano espiritual y argumenta que sus mentes están cerradas por un velo que no les permite creer en el mensaje de la Biblia.2Co 3:15 DHH  Hasta el día de hoy, cuando leen los libros de Moisés, un velo cubre su entendimiento.

 

Pablo sigue desarrollando su pensamiento y ahora lo amplía a toda la raza humana diciendo:2Co 4:3-4 BNP  Y si nuestra Buena Noticia está oculta, la está solamente para los que se pierden:  (4)  a quienes por su incredulidad el dios de este mundo les ha cegado la mente para que no les amanezca la claridad de la gloriosa Buena Noticia de Cristo, que es imagen de Dios.

 

Ese dios en minúscula es Satanás quien mantiene bajo un velo a la humanidad toda. Quien quiera comunicar las verdades del evangelio deberá atender las buenas técnicas de comunicación, la buena preparación de su mensaje, su integridad moral, pero también la realidad espiritual en que esta sumerjida la mente de muchos a quienes les hablará.

 

Este concepto también lo enseña Jesús:Mat 13:19 BLS  Hay algunos que escuchan el mensaje del reino de Dios, pero como no lo entienden, el diablo viene y hace que lo olviden. Estos son como las semillas que cayeron junto al camino.

 

¿Hay esperanza para esa gente de que algún día puedan comprender?

 

Pablo da respuesta a esta pregunta, él dice:2Co 4:6 BLS  Cuando Dios creó el mundo, dijo: "Que brille la luz donde ahora hay oscuridad". Y cuando nos permitió entender la buena noticia, también iluminó nuestro entendimiento, para que por medio de Cristo conociéramos su grandeza.

 

Vuelve a traer algo del pasado para ilustrar una realidad presente. No fue imposible para Dios hacer que en la creación apareciera la luz cuando todo era oscuridad,Gén 1:2-3 BAD  La tierra era un caos total,las tinieblas cubrían el abismo,y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas.  (3)  Y dijo Dios: «¡Que exista la luz!»Y la luz llegó a existir.

 

De igual manera no es imposible para Dios el hacer que la luz aparezca en el corazón sumerjido en la más profunda oscuridad. Miles de testimonios de personas que vivían envueltos en las más densas tinieblas y hoy son libres en Cristo, dan fe de este poder para derribar los velos que esclavizan al ser humano.

 

Nuestro país esta considerado como uno de los menos "atractivos" para el evangelio en este continente pero a pesar de ello un día Dios me alcanzó a mi y a nuestra familia, por ello creo que no es imposible para Él hacer que su luz surja donde las tinieblas prevalecen.

 

El punto hasta aquí es que el buen predicador de la palabra debrá atender muchas cosas para hacerlo bien,  y uno de ellos es el refugiarse en humilde dependencia en Dios que es quien puede hacer caer esos velos que vuelven infructuosos todos los demás esfuerzos.

 

¿Cuál es el objetivo de estas palabras? El objetivo es simple, infundir ánimo a quien está abocado a la noble tarea de anunciar la Palabra a otros.

 

Muchas veces quedamos perplejos por la respuesta indiferente que algunos dan a nuestros esfuerzos pero en lugar de desanimarnos o de pensar en nosotros como inapropiados para este ministerio, enfoquemonos en batallar contra esta realidad de que las tinieblas  mantienen cegado el entendimiento de más de uno, y recurramos a Dios quien por su poder puede hacer que esa indiferencia deje de ser.

 

2Co 4:1 BLS  Dios es bueno y nos permite servirle. Por eso no nos desanimamos.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El ministerio de la Palabra

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre