Avisar de contenido inadecuado

Mi gloria

{
}

De todas las cosas que acrecientan tu valía como persona, muy pocas tienen peso en la eternidad y tú deberías saberlo.

 El apóstol Juan aconsejó que: 1Jn 2:15-17 RV1960 (T)  No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.  (16)  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.  (17)  Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 Muchas cosas te dan un "brillo" especial y diferente a otros, pero no todas tienen peso en la eternidad. Es por eso que el consejo de este artículo es que no te quedes con lo que luego desaparece sino que busques lo que permanece para siempre.

 1) GLORIA

El diccionario define esta palabra como aquello que ennoblece, ilustra, dignifica o realza, a otra.

 Y siendo que no somos pocos los que anhelamos apropiarnos de aquello que nos ennoblezca como seres humanos, la pregunta es: ¿con que cosas esperamos hacer que nuestra vida sea algo especial, que nos destaque entre los demás?

 La respuesta que demos a ella determinará el tiempo que esta "gloria" nos habrá de durar.

 2) VANAGLORIA

1Jn 2:16-17 NT BAD  porque las mundanalidades, las pasiones sexuales, el deseo de poseer todo lo que agrada, y el orgullo que a veces domina a los que poseen riquezas o popularidad, no provienen de Dios sino de este perverso mundo.  (17)  Y el mundo ha de desvanecerse y con él se desvanecerá cuanto de malo y prohibido contiene; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 Hay elementos en los cuales ponemos nuestra atención como los medios para dar esplendor a nuestros caminos. El apóstol habla de las riquezas y de la popularidad, pero sin dudas son muchos más los que prometen hacernos destacar entre nuestros pares.

 El ministerio, la trayectoria, los dones, la alabanza de terceros, los logros de nuestros hijos, etcétera. No todos estos elementos son claramente negativos, entonces... ¿por qué colocarlos en esta lista?

 En si mismos tal vez no sean malos, sino cuando ocupan el lugar de mi relación con Dios.

 3) LO QUE DURA PARA SIEMPRE

1Jn 2:17 TLA  Pero lo malo de este mundo, y de todo lo que ofrece, está por acabarse. En cambio, el que hace lo que Dios manda vive para siempre.

 ¿Qué es lo que me ennoblece, ilustra, dignifica o realza, con un valor eterno? Mi relación con Dios.

 1Pe 1:22-25 TLA  Ahora ustedes obedecen el verdadero mensaje de Dios, ...(23)  Dios les ha cambiado su modo de vivir. Es como si ustedes hubieran vuelto a nacer, no de padres humanos, que finalmente mueren, sino gracias al mensaje de Dios. Y es que ese mensaje da vida y nada puede destruirlo.  (24)  Pues la Biblia dice: «Todo ser humano es como la hierba; y su grandeza es como las flores: la hierba se seca, y las flores se caen, (25)  pero la Palabra del Señor permanece para siempre.» Y esa Palabra es la buena noticia que el Señor Jesucristo les ha enseñado.

 CONCLUSIÓN

Hay quienes hacen alarde de su valía como individuos demostrando una exagerada confianza en lo que tienen, sus obras presentes o pasadas, o vaya a saber qué.

 Y la verdad es que, a la hora de la eternidad, no estoy tan seguro de que sean tomados con tal dignidad.

 ¿Qué cosa debo tener como prioridad con la esperanza de que me dignifique aún por la eternidad? La respuesta es sencilla: una relación de obediencia con Dios a través de la fe en Jesucristo.

 Sal 3:3 RV1960 (T)  Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

{
}
{
}

Deja tu comentario Mi gloria

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre