Avisar de contenido inadecuado

La ley y Cristo

{
}

Rom 7:14 NTV Por lo tanto, el problema no es con la ley, porque la ley es buena y espiritual. El problema está en mí, porque soy demasiado humano, un esclavo del pecado.

Los mandamientos dados a Moisés se pensaron para nuestro bien. Pero porque no los podemos cumplir, nos condenan.

¿Qué salida hay a este dilema? La salida es Jesús.

Rom 8:1-3 NTV 1 Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús. 2 Y, porque ustedes pertenecen a él, el poder* del Espíritu que da vida los* ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte. 3 La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosa* es débil. Así que Dios hizo lo que la ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que tenemos nosotros, pecadores. Y, en ese cuerpo, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros mediante la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados.

{
}
{
}

Deja tu comentario La ley y Cristo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre