Avisar de contenido inadecuado

La generación

{
}

No son nuevos algunos de nuestros pensamientos modernos

Dice la Biblia: Eze 12:22-23 RV1960 (T) (22) Hijo de hombre, ¿qué refrán es este que tenéis vosotros en la tierra de Israel, que dice: Se van prolongando los días, y desaparecerá toda visión? (23) Diles, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Haré cesar este refrán, y no repetirán más este refrán en Israel. Diles, pues: Se han acercado aquellos días, y el cumplimiento de toda visión.

Aquellos fueron la generación que fue sorprendida tristemente por circunstancias que les acarrearon mucho dolor. Y ante los mensajes de advertencia, estos eran sus pensamientos:

Eze 12:22-26 TLA «¿Qué se han creído los israelitas? Andan repitiendo este dicho: “Pasan y pasan los días, y lo que anunció el profeta no se cumple”...(26) (26-27) »También andan diciendo que tú anuncias algo que tardará mucho en suceder.

También hoy existe el peligro de ser la generación que se vea sorprendida por circunstancias que habrán de traer mucho dolor a quienes estén desprevenidos. Y es que, aunque el mensaje de Cristo nos advierte, el pensamiento de muchos, como el de aquellos, es que nada habrá de suceder o que tal tiempo no les habrá de alcanzar.

Aquello generación fracasó y también lo hará la que se vea sorprendida por el cumplimiento de la profecía de Jesús. No creas que ellas no se van a cumplir ni te sientas seguro en la falsa confianza de que ese tiempo no te habrá de alcanzar, cambiar estos pensamientos es tema de vida o muerte para ti.

2Pe 3:3-18 RV1960 (T) sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores,...(4) diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación...(8) Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. (9) El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. (10) Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. (11) Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, (12) esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! (13) Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. (14) Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz...(17) Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. (18) Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

{
}
{
}

Deja tu comentario La generación

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre