Avisar de contenido inadecuado

Justicia propia

{
}

No somos tan buenos como creemos.

Dice la Biblia: Mat 9:13 NTV Luego añadió: «Ahora vayan y aprendan el significado de la siguiente Escritura: "Quiero que tengan compasión, no que ofrezcan sacrificios"*. Pues no he venido a llamar a los que se creen justos, sino a los que saben que son pecadores».

A los que se "creen" justos:

-estás cometiendo pecado mientras estás argumentando que no tienes pecado

1Jn 1:8-10 NTV Si afirmamos que no tenemos pecado, lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos y no vivimos en la verdad. (9) Pero, si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. (10) Si afirmamos que no hemos pecado, llamamos a Dios mentiroso y demostramos que no hay lugar para su palabra en nuestro corazón.

-estás cometiendo pecado mientras te comparas con los demás.("yo no soy peor que mis vecinos; de hecho soy muchísimo mejor que ellos;")

Luc 13:2-5 RV1960 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? (3) Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. (4) O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén? (5) Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

- estás cometiendo pecado cuando crees que tus buenas acciones cubren los errores que has cometido.(" soy justo, porque mis virtudes exceden a mis vicios, y mi buenas acciones cubren con creces todos los errores que he cometido")

Stg 2:10 NTV Pues el que obedece todas las leyes de Dios menos una es tan culpable como el que las desobedece todas,

Creerse justo toma diferentes formas, pero todas tienen un mismo final. Solo hay una actitud valida para nuestra eternidad con Dios: reconocer nuestro pecado y creer en la justicia que viene por la fe en Jesús.

Rom 5:1-2 NTV Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros. (2) Debido a nuestra fe, Cristo nos hizo entrar en este lugar de privilegio inmerecido en el cual ahora permanecemos, y esperamos con confianza y alegría participar de la gloria de Dios.

Nota: Cursivas tomadas de sermón nº350 por C.HSpurgeon 16/12/1860

{
}
{
}

Deja tu comentario Justicia propia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre