Avisar de contenido inadecuado

Huellas en la arena

{
}

Nunca estás solo, Dios siempre está contigo, aún cuando te parece que no lo está.

 Pablo repetía una y otra vez la misma palabra, es como si quisiera que ella quedará grabada en la mente de sus oyentes,... 2Co 1:3-5 RV1960 (T)  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,  (4)  el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.  (5)  Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.

 La palabra clave es consuelo, y de las muchas imágenes que ella inspira, rescato esta: alguien que está cerca cuando más lo necesito.

 1) PRUEBAS

Las tribulaciones son parte de la vida del ser humano, y también de aquél que cree en Jesús. Es en esos momentos donde nos sentimos vulnerables, donde caen las apariencias y nuestra necesidad de apoyo se hace evidente. En momentos así algunos se sienten abandonados, traicionados, decepcionados, y aún sobre la persona de Dios.

 Pablo era un hombre consagrado al servicio al Señor pero aún así las pruebas fueron parte de su camino. 2Co 1:8 RV1960 (T)  Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida.

 Pero aún así, siempre supo que no estaba solo sino que Dios estaba con él. 2Co 1:10 PDT  Él nos rescató del gran peligro de la muerte y nos seguirá rescatando. Pusimos nuestra esperanza en Dios y él nos rescatará de nuevo

 De esta confianza sale aquella declaración: 2Co 1:3 NVI Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación,

 De esta faceta de Dios es que te quiero hablar aquí.

 2) DIOS DE TODA CONSOLACIÓN

¿Qué significa consuelo? Sin dudas que Pablo estaba enfatizando una y otra ves este concepto, pero... ¿qué significa?

 Consuelo no significa cese de la aflicción. Si usted cree que recibir el consuelo de Dios significa que termina la prueba, tal vez usted esté equivocado.

 "Muchos piensan que cuando Dios nos consuela, nuestras aflicciones desaparecen; si así fuera siempre, mucha gente buscaría a Dios sólo para ser librada de las privaciones y no buscaría mostrar su amor por El. Debemos entender que consolar puede también significar recibir fortaleza, ánimo y esperanza para hacer frente a las aflicciones. Cuanto más sufrimos, más somos consolados por Dios (1.5). Si se está sintiendo abrumado, permita que Dios lo consuele tanto como El puede. Recuerde que cada problema que enfrente, luego se convertirá en una oportunidad para ministrar a otras personas que lleguen a padecer aflicciones similares." Comentario de la Biblia del Diario Vivir, 2 Cor.1:3-5

 Las pruebas tienen un propósito, y no siempre salimos beneficiados con el cese de ellas. 2Co 1:9 NVI  nos sentíamos como sentenciados a muerte. Pero eso sucedió para que no confiáramos en nosotros mismos sino en Dios, que resucita a los muertos.

 Entonces, ¿qué significa consuelo?

 La definición por el griego dice: "parakaleo (παρακαλ?ω, G3870) significa llamar al lado de uno (para , al lado; kaleo , llamar)" Diccionario Vine N.T.,G3870

 De ahí es que, la idea que viene a mi mente cuando hablo de "Dios de toda consolación", es la de Dios estando cerca mío cuando más le necesito.

Sal 34:18-19 RV1960 (T)  (18)  Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.  (19)  Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.

 CONCLUSION

Pablo aprendió a estar cerca de los que sufren, ¡porque cuando él sufrió, Dios estuvo cerca de él! 2Co 1:4 RV1960 (T)  el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación,...

 No pierdas tu ánimo, nunca estás solo, Dios siempre está contigo y especialmente cuanto más le necesitas.

 Poema Huellas en la arena, autor: desconocido

 "Una noche tuve un sueño...

soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

 Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

 Cuando la última escena pasó delante nuestro miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena, y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.

 Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida.

 Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, cuando decidí seguirte tú me dijiste que andarías conmigo, a lo largo del camino,  pero mirando atrás, durante los peores momentos de mi vida, encuentro sólo un par de pisadas. No comprendo porqué me abandonaste en las horas en que yo más te necesitaba".

 Entonces, el Señor, clavando en mi su mirada infinita me contestó:

 "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos". 

{
}
{
}

Deja tu comentario Huellas en la arena

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre