Avisar de contenido inadecuado

Hoy construyes tu mañana

{
}

Hay cosas que no ocurren sin causa.

 No podemos explicar todo lo que nos pasa, principalmente lo malo, con este principio. Pero no significa que si lo podamos hacer bajo ciertas condiciones. Hay cosas que nos ocurren y con causa justificada, eso fue lo que Jesús le advirtió: Jua 5:14 RV1960 (T)  Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

 Después de treinta y ocho años de estar postrado a causa de una enfermedad, por fin era libre de ella. Pero si "alguna cosa peor" le venía, según las palabras de Jesús, no iba a ser sin una causa que lo provocara, "...no peques más para que...".

 Hay cosas que nos ocurren que bien tienen una causa que las provoca, y esa causa tiene que ver, muchas veces, con nosotros mismos.

 1) LA MALDICIÓN NO VIENE SIN CAUSA

¿Qué sabemos de aquél hombre? Dice la Biblia que: Jua 5:2-9 RV1960 (T)  Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.  (3)  En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.  (4)  Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.  (5)  Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.  (6)  Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?  (7)  Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.  (8)  Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.  (9)  Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo...

 Conocemos su pasado y su presente, ahora Jesús le estaba preparando para su futuro, es que muchas cosas que nos sucederán mañana tienen que ver con las decisiones que tomamos en el día de hoy.

Jua 5:14 RV1960 (T)  Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

 2) LO MISMO PERO DICHO CON POESÍA

Este concepto es el que está encerrado en las palabras del salmo que abre el libro que lleva ese nombre:

Sal 1:1-6 DHH  Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni va por el camino de los pecadores, ni hace causa común con los que se burlan de Dios, (2)  sino que pone su amor en la ley del Señor y en ella medita noche y día. (3)  Ese hombre es como un árbol plantado a la orilla de un río, que da su fruto a su tiempo y jamás se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hace, le sale bien! (4)  Con los malvados no pasa lo mismo, pues son como paja que se lleva el viento. (5)  Por eso los malvados caerán bajo el juicio de Dios y no tendrán parte en la comunidad de los justos. (6)  El Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malos  lleva al desastre.

 El fruto de nuestros caminos no dependen de la suerte o de vaya a saber que, en cierta forma depende de nuestras decisiones y especialmente de las que tienen que ver con Dios. Que nuestra vida se vuelva en un desastre es algo que, seguramente, no nos vendrá sin causa.

 3) LA CONDICIÓN

¿Qué hay que hacer para que nuestros caminos den buenos frutos? No hay que errar el blanco.

 Jesús lo dijo con estas simples palabras, "...no peques más...", es decir, no sigas equivocándote en las decisiones que tomas sobre y para tu vida. ¿Y cómo saber cuales son las decisiones correctas? La respuesta está en el salmo que leíamos: en la Palabra de Dios (v.2-3).

 Con sus últimas palabras Moisés le dijo al pueblo: Deu 28:1-2 DHH  "Si de veras obedeces al Señor tu Dios, y pones en práctica todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy, entonces el Señor te pondrá por encima de todos los pueblos de la tierra.  (2)  Además, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán por haber obedecido al Señor tu Dios.( ver desde el verso 3 al 14)

 Pero también les advirtió: Deu 28:15 DHH  "Pero si no obedeces al Señor tu Dios, ni pones en práctica todos sus mandamientos y leyes que yo te he ordenado hoy, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas maldiciones: (ver desde el verso 16 al final del capítulo)

 En otras palabras, la actitud presente ante la Palabra de Dios, determinaría el futuro de ellos; y es que las cosas que nos suceden no vienen sin causa.

 4) ALGO MÁS

Jesús también le hablo de "algo peor", y eso también alcanza a los cristianos (o a los que se dicen ser cristianos) de hoy en día.

2Pe 2:20-21 DHH  Pues los que han conocido a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y han escapado así de las impurezas del mundo, si se dejan enredar otra vez en esas cosas y son dominados por ellas, quedan peor que antes.  (21)  Hubiera sido mejor para ellos no haber conocido el camino recto que, después de haberlo conocido, apartarse del santo mandamiento que les fue dado.

 Y aún algo más:

Heb 10:28-31 DHH  Cuando alguien desobedece la ley de Moisés, si hay dos o tres testigos que declaren contra él, se le condena a muerte sin compasión.  (29)  Pues ¿no creen ustedes que mucho mayor castigo merecen los que pisotean al Hijo de Dios y desprecian su sangre, los que insultan al Espíritu del Dios que los ama? Esa sangre es la que confirma la alianza, y con ella han sido ellos consagrados.  (30)  Sabemos que el Señor ha dicho: "A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré." y ha dicho también: "El Señor juzgará a su pueblo." (31)  ¡Terrible cosa es caer en las manos del Dios viviente!

 CONCLUSIÓN

Ese "algo peor" del que Jesús le habló a aquél hombre, pareciera que también se cierne sobre nosotros hoy. Y como aquél, también nosotros construimos nuestro futuro con las acciones de nuestro presente.

 ¿Cuáles son las indicadas? Las que tienen que ver con la obediencia a la Biblia, la Palabra de Dios.

 Rom 8:12-14 DHH  Así pues, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir según las inclinaciones de la naturaleza débil.  (13)  Porque si viven ustedes conforme a tales inclinaciones, morirán; pero si por medio del Espíritu hacen ustedes morir esas inclinaciones, vivirán.  (14)  Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios.

{
}
{
}

Deja tu comentario Hoy construyes tu mañana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre