Avisar de contenido inadecuado

Por qué soy un hombre de fe?

{
}

¿Por qué soy un hombre de fe?

La fe es  una buena virtud para algunos mientras que, para otros, sus efectos son nocivos en el ser humano. ¿Por qué, entonces, por voluntad propia he decidido ser un hombre de fe?

La respuesta está en lo que creo es la naturaleza eterna del ser humano.

Dice un comentario sobre la fe:"...creyendo, establece lazos de confianza con los otros, y en cuanto que, comportándose como un hombre fidedigno, contribuye a crear un clima de convivencia auténticamente humana. Y esto en todos los niveles: en el nivel económico, social o político, en el de las relaciones conyugales, familiares o de los amigos; la fe crea lo mejor de la vida. Crea, en definitiva, la comunidad, la gran utopía de siempre. Concienciar la fe, vivirla más y más es lo que ayuda al hombre a alcanzar lo mejor de su existencia."  Diccionario de Pensamiento Contemporáneo, San Pablo, Madrid, 1997, artículo: fe

Estas palabras, carentes de toda expresión de divinidad, encierran grandes verdades pero que quedan "cortas" en cuanto a los efectos de la  fe. Visto como virtud entre los hombres ése es su alcance pero en relación con la persona de Dios sus efectos son muy superiores.

Soy una persona de fe, principalmente en Dios, porque creo que hay más que nuestra existencia terrena. Soy una persona de fe porque creo en la naturaleza eterna del ser humano. 1Pe 1:9 RV60  obteniendo el fin de vuestra fe,  que es la salvación de vuestras almas.

¿Es el ser humano solamente algo material?

Dice la  Biblia: Mat 10:28 BLS  No tengan miedo de la gente que puede destruir el cuerpo, pero no el alma.....

Es la enseñanza bíblica que el hombre es más que un cuerpo, posee aspectos inmateriales que lo distinguen de los demás, y en esto, muchos estamos de acuerdo.

En contra de Marx y otros que redujeron al hombre a un ser material, filósofos como Popper , manifestaron su preocupación por la potencial falta de humanidad en las enseñanzas de estos materialistas cerrados:" La desmitificación del hombre ha ido bastante lejos; incluso demasiado lejos"

Enseña la Biblia que, además de poseer un alma, ésta es eterna.

"El NT, aunque continúa con la idea de alma como principio de vida el cual viene a personificarse, con todo, también le da la idea de una entidad espiritual que continúa existiendo después de la muerte. De esta forma Juan dice que vio en su visión "las almas de aquéllos que habían sido muertos", y no a aquéllos que habían muerto (Ap. 6:9)" Diccionario La Palabra.org, significado de Alma.

Ejemplo de esto lo tenemos en un pasaje de los evangelios que nos servirá de puente con el segundo principio. Soy un hombre  de fe porque creo en los destinos de mi alma eterna.

Luc 16:19-28 BLS  "Había una vez un hombre muy rico, que vestía ropas muy lujosas. Hacía fiestas todos los días, y servía las comidas más caras.  (20)  En cambio, junto a la entrada de su casa había un hombre pobre, llamado Lázaro, que tenía la piel llena de llagas. Unas personas lo sentaban siempre allí,  (21)  y los perros venían a lamerle las llagas. Este pobre hombre tenía tanta hambre que deseaba comer, por lo menos, las sobras que caían de la mesa del hombre rico.  (22)  "Un día, el hombre pobre murió y los ángeles lo pusieron en el sitio de honor, junto a su antepasado Abraham. Después murió también el hombre rico. Lo enterraron  (23)  y se fue al infierno, donde sufría muchísimo. Desde allí vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro sentado junto a él.  (24)  "Entonces el rico llamó a Abraham y le dijo: "¡Abraham, antepasado mío, compadécete de mí! Manda a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y me refresque la lengua. Sufro muchísimo con este fuego".  (25)  Pero Abraham le respondió: "Tú eres mi descendiente, pero recuerda que cuando ustedes vivían, a ti te iba muy bien, y a Lázaro, muy mal. Ahora, él es feliz aquí, mientras que a ti te toca sufrir.  (26)  Además, a ustedes y a nosotros nos separa un gran abismo, y nadie puede pasar de un lado a otro".  (27)  El hombre rico dijo: "Abraham, te ruego entonces que mandes a Lázaro a la casa de mi familia.  (28)  Que avise a mis cinco hermanos que, si no dejan de hacer lo malo, vendrán a este horrible lugar".

Algunos creen que esta parte inmaterial de nuestro ser que da singularidad al hombre, no quedará sin cuerpo luego de que, el que ahora tenemos, muera. La Biblia habla de un cuerpo glorificado, preparado para la eternidad. El apóstol Pablo manejaba este concepto cuando decía:2Co 5:1-4 TLA  Bien sabemos que en este mundo vivimos como en una tienda de campaña, que un día será destruida. Pero en el cielo tenemos una casa permanente, construida por Dios y no por seres humanos.  (2)  Mientras vivimos en este mundo, suspiramos por la casa donde viviremos para siempre. Sabemos que, cuando estemos allí, estaremos bien protegidos.  (4)  Mientras vivimos en esta tienda de campaña, que es nuestro cuerpo, nos sentimos muy tristes y cansados. Y no es que no queramos morir. Más bien, quisiéramos que nuestros cuerpos fueran transformados, y que lo que ha de morir se cambie por lo que vivirá para siempre.

Todos habremos de extender nuestra existencia aún más allá del umbral de la muerte: Hch 24:15 TLA  Yo creo que Dios hará que los muertos vuelvan a vivir, no importa que hayan sido buenos o malos.

Pero ésta existencia no será en el mismo lugar para unos como para otros: Jua 5:29 BL95  Los que obraron el bien resucitarán para la vida, pero los que obraron el mal irán a la condenación.

El punto aquí es que, revestidos de este cuerpo celestial, nuestra alma eterna tiene dos destinos, inmutables, posibles: el infierno o el paraíso. Y aseguro que es inmutable por lo que dice la historia del hombre rico y el mendigo: "... Además, a ustedes y a nosotros nos separa un gran abismo, y nadie puede pasar de un lado a otro..."

El hombre es más que un ser terrenal, es poseedor de eternidad, la cual puede pasar en uno u otro lugar. Esto me lleva al tercer principio, soy un hombre de fe porque en Cristo está la diferencia en cuanto a mi destino eterno.

Dice la Biblia:Jua 3:16-18 RV60  Porque de tal manera amó Dios al mundo,  que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree,  no se pierda,  mas tenga vida eterna.  (17)  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo,  sino para que el mundo sea salvo por él.  (18)  El que en él cree,  no es condenado;  pero el que no cree,  ya ha sido condenado,  porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Jua 3:36 DHH  El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; pero el que no quiere creer en el Hijo, no tendrá esa vida, sino que recibirá el terrible castigo de Dios."

"Juan, el escritor de este Evangelio, demostró que Jesús es el verdadero Hijo de Dios. Establece ante nosotros la gran alternativa en la vida. A nosotros nos toca elegir hoy a quién obedeceremos y Dios quiere que lo elijamos a El. Postergar nuestra elección es decidir no seguir a Cristo. La indecisión es una decisión fatal."  Comentario de la Biblia del Diario Vivir, Jn.3:36

Rom 8:1 BAD  Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús,

Decíamos al principio:1Pe 1:9 RV60  obteniendo el fin de vuestra fe,  que es la salvación de vuestras almas

Como seres humanos poseemos una parte inmaterial que trasciende a la muerte. Y esto que llamamos "alma" en este artículo, pasará la eternidad en el cielo o en el infierno según las decisiones que tomes hoy. Soy conciente que ante estos temas muchos podrán tener otras conjeturas pero, en mi caso, he decidido con clara conciencia ser un hombre de fe en la convicción de que el fruto de tal decisión será la salvación de mi alma.

La falta de preocupación por temas que trascienden nuestra existencia terrena, por incredulidad o por postergación, puede ser muy costoso para nuestra alma, y de allí el motivo de estas palabras.

Luc 12:16-21 RV60  También les refirió una parábola,  diciendo:  La heredad de un hombre rico había producido mucho.  (17)  Y él pensaba dentro de sí,  diciendo:  ¿Qué haré,  porque no tengo dónde guardar mis frutos?  (18)  Y dijo:  Esto haré:  derribaré mis graneros,  y los edificaré mayores,  y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;  (19)  y diré a mi alma:  Alma,  muchos bienes tienes guardados para muchos años;  repósate,  come,  bebe,  regocíjate.  (20)  Pero Dios le dijo:  Necio,  esta noche vienen a pedirte tu alma;  y lo que has provisto,  ¿de quién será?  (21)  Así es el que hace para sí tesoro,  y no es rico para con Dios.

"Necedad de la mayoría de los hombres es preocuparse y perseguir lo que es sólo para el cuerpo y para el tiempo, y no para el alma y para la eternidad"   Comentario de la Biblia Matthew Henry, Lc.12:13-21

{
}
{
}

Deja tu comentario Por qué soy un hombre de fe?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre