Avisar de contenido inadecuado

Hacerse fuerte

{
}
Antes de entrar en combate el guerrero debe saber cuál es la fuente para renovar sus fuerzas. Pablo trajo luz sobre la lucha espiritual a la que todo creyente está expuesto, y para alcanzar el éxito en tal contienda, además de la armadura, él habló sobre la fuerza necesaria para vencer; y más precisamente de donde el creyente la puede obtener. Él dijo: Efe 6:10 RV1960 (T) Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 1) EN CRISTO Lo primero que podemos decir es que: únicamente uno encuentra las fuerzas para resistir el mal estando unido a Cristo Jesús por medio de la fe. No se trata de control mental u otra forma de autocontrol, no se trata de invocar otros espíritus, no se trata de amuletos, no se trata de ofrendas a los espíritus, no se trata de "simpatías", tradiciones o conjuros, no se trata de pensamiento positivo, solo se trata de Cristo y estar unido a Él por medio de la fe. 2) EN EL PODER DE SU FUERZA Este hacerse fuerte del creyente radica en su unión con Cristo, y dentro de este marco, Pablo especifica: "... y en el poder de su fuerza". "Esto significa robustecerse en Cristo y tomar su energía de él. " Comentario Bíblico Mundo Hispano,Ef.6:10 Esta unión con Cristo es tan profunda que fluye sobre el creyente el mismo poder de Cristo. Efe 1:19-20 PDT Verán también lo grande que es el poder que Dios da a los que creen en él. Es el mismo gran poder (20) con el que Dios resucitó a Cristo de entre los muertos y le dio el derecho de sentarse a su lado en el cielo. Y ahora sí, el propósito de este artículo: ese poder que nos hace fuertes y que recibimos gracias a nuestra comunión con Cristo tiene su intermediario, y es el Espíritu Santo. Efe 3:14-16 NVI Por esta razón me arrodillo delante del Padre,... (16) Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, 3) COMUNIÓN CON EL ESPIRITU SANTO No solo nos referimos a la armadura de Dios, no solo nos referimos a nuestra dependencia y unión a Cristo, también referimos, a quien quiera estar firme cuando el "día malo" haya pasado, a nuestra comunión con el Espíritu Santo de Dios. La persona del Espíritu Santo ha venido a morar en y con el creyente. Su objetivo es el guiarnos, fortalecernos, ayudarnos en nuestra vida cristiana, aún a enfrentar los días malos, a renovar las fuerzas cuando estas se acaban, pero una limitada relación con Él, es evidencia de un fracaso futuro. Efe 4:30 PDT No hagan poner triste al Espíritu Santo, quien es la garantía para su completa liberación en el día señalado. "El comportamiento indecoroso y las obscenidades en la boca de un creyente entristecen al Espíritu Santo de Dios y en efecto contradicen el hecho de que uno ha sido sellado para el día de la redención (v. 30). El creyente que vive así causa tristeza al Espíritu de Dios quien es santo y nulifica la presencia de él en su vida." Comentario Bíblico Mundo Hispano,Ef.4:30 CONCLUSIÓN Nuestra fuente de fortaleza es Cristo. De Él viene el poder que necesitamos para perseverar y vencer; y tal poder fluye sobre nosotros gracias a la obra y la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas. Un estilo de vida tal que lleve a impedir al Espíritu su obra en nosotros es justamente cerrar los conductos que traen la rica "savia" de la Gracia divina que vivifican y fortalecen nuestro ser interior. ¿Te sientes sin fuerzas? por un momento medita como vives tu relación con el Espíritu Santo de Dios. (POR PROBLEMAS EN OBOLOG SE VE SIN ESPACIOS ENTRE LINEAS.PARA VER BIEN IR A articulosdewalter.blogspot.com.GRACIAS)
{
}
{
}

Deja tu comentario Hacerse fuerte

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre