Avisar de contenido inadecuado

Gritar fuerte para acallar mis temores

{
}

Frente al temor y a la impotencia, la respuesta de muchos es la violencia.

 Los mensajes sobre su futuro no fueron buenos y ahora que veía como aquellos comenzaban a darse, su corazón se cargó de malos sentimientos, aún al punto que su mente y su espíritu se vieron totalmente afectados.

¿Cuál fue la respuesta exterior a todo esto que estaba pasando en su interior? La violencia. 1Sa 18:10-12 TLA  Al día siguiente, mientras David tocaba el arpa, Dios envió a un espíritu malo para que atormentara a Saúl. Entonces Saúl se puso como loco dentro del palacio, y como tenía una lanza en la mano,  (11)  se la arrojó a David con la intención de dejarlo clavado en la pared. Pero David logró quitarse a tiempo dos veces. (12)  (12-15) Saúl le tenía miedo a David, pues se daba cuenta de que Dios lo cuidaba y lo ayudaba a ganar las batallas, mientras que a él lo había abandonado....

 Gritar fuerte o ejercer violencia, a veces, es señal de un corazón gobernado por el miedo y la inseguridad. En lugar de ocultarlo con la violencia, mejor sería reconocerlo y buscar ayuda para lo que verdaderamente nos pasa.

 1) SU FUTURO

Ya antes Samuel le había dicho: 1Sa 15:26-28 RV1960 (T)  (26)  Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra de Jehová, y Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel.  (27)  Y volviéndose Samuel para irse, él se asió de la punta de su manto, y éste se rasgó.  (28)  Entonces Samuel le dijo: Jehová ha rasgado hoy de ti el reino de Israel, y lo ha dado a un prójimo tuyo mejor que tú.

 Estas palabras eran las que estaban en el corazón del rey y ahora comenzaba a distinguirse entre otros aquél jovencito llamado David, detrás de quien se iba el corazón del pueblo y a quien Dios confirmaba en todo lo que hacía.

 2) LO QUE SABÍA

A la luz de todo esto, me imagino que no era difícil el "atar cabos" para Saúl y darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Lo cual terminó por reconocer tiempo después: 1Sa 24:20-22 RV1960 (T)  (20)  Y ahora, como yo entiendo que tú has de reinar, y que el reino de Israel ha de ser en tu mano firme y estable,  (21)  júrame, pues, ahora por Jehová, que no destruirás mi descendencia después de mí, ni borrarás mi nombre de la casa de mi padre.  (22)  Entonces David juró a Saúl. Y se fue Saúl a su casa, y David y sus hombres subieron al lugar fuerte.

 La idea hasta aquí es que no desconocía Saúl su futuro ni el futuro de David, lo cual provocaba miedos e inseguridad en su corazón acerca de su futuro y el de su familia. (El mismo juramento le impone el hijo de Saúl y amigo de David a este último).

Pero todos aquellos miedos e inseguridad no estuvo dispuesto a manejarlos de la forma correcta sino que lo único que hizo fue ocultarlos detrás de la violencia.

 3) NO DAR EL BRAZO A TORCER

1Sa 19:1 RV1960 (T)  Habló Saúl a Jonatán su hijo, y a todos sus siervos, para que matasen a David;...

 Todas las energías de Saúl con respecto a aquello que le generaba miedo e inseguridad (la persona de David y lo que de él se había profetizado) se enfocaba en una sola cosa: quitarle la vida.

¿Qué fue lo que provocó en la vida de Saúl el manejar de esta manera sus sentimientos? El que se volviera en una persona totalmente inestable.

1Sa 24:9-16 RV1960 (T)  Y dijo David a Saúl: ¿Por qué oyes las palabras de los que dicen: Mira que David procura tu mal?  (10)  He aquí han visto hoy tus ojos cómo Jehová te ha puesto hoy en mis manos en la cueva; y me dijeron que te matase, pero te perdoné, porque dije: No extenderé mi mano contra mi señor, porque es el ungido de Jehová. ...(16)  Y aconteció que cuando David acabó de decir estas palabras a Saúl, Saúl dijo: ¿No es esta la voz tuya, hijo mío David? Y alzó Saúl su voz y lloró,

 CONCLUSIÓN

Todos somos personas con sentimientos, todos experimentamos miedos e inseguridades. Pero el querer ocultarlos detrás de una máscara de violencia, o de autosuficiencia, solo nos perjudicará.

 ¿Qué hacer cuando estos sentimientos nos dominan? Sea sincero, confiéselos y busque ayuda. Y si además usted es creyente, esa ayuda búsquela en Dios.

 Sal 55:4-5 TLA  Siento que el corazón se me sale del pecho; el miedo a la muerte me domina. (5) Estoy temblando de susto; ¡realmente estoy espantado!... (16) Yo, por mi parte, voy a pedirle ayuda a Dios; ¡él habrá de salvarme! (17) Mañana, tarde y noche, no dejaré de rogarle; ¡él habrá de escucharme!

{
}
{
}

Comentarios Gritar fuerte para acallar mis temores

Gracias.
Ruth janeth Ruth janeth 18/05/2017 a las 15:38

Deja tu comentario Gritar fuerte para acallar mis temores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre