Avisar de contenido inadecuado

Generando tristezas

{
}

Es ya una falta que algunos de nosotros marchen "desordenadamente" en los caminos de la fe, pero la actitud que asume el resto frente a ello, es tan equivocada como la primera.

 Había quienes no se estaban portando bien en aquella congregación, y al resto de los hermanos se les aconseja que: 2Ts 3:14-15 RV1960 (T)  Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence.  (15)  Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano.

 La desobediencia de algunos creyentes es un mal aún de nuestros días, y el asumir una actitud equivocada ante ello, también. Que haya gente que se equivoque en los caminos de la fe, los hay, la enseñanza se dirige a los que se enteran de ello y no hacen lo que deberían de hacer.

 1) LOS DESORDENADOS

El problema empezó por algunos que no querían trabajar, 2Ts 3:11-12 PDT  Hemos escuchado que algunos de ustedes no quieren trabajar y no se ocupan en nada; no se preocupan por trabajar, sino por estar pendientes de los demás.  (12)  A esos les ordenamos en el nombre del Señor Jesucristo que dejen de molestar a los demás y que se dediquen a trabajar para conseguir su comida y sustento.

 Para esta congregación eran estos, para otras, otros: 1Co 5:1-2 PDT  Se dice que entre ustedes hay un pecado sexual tan grave que ni siquiera lo cometen los que no conocen a Dios. Dicen que uno de ustedes tiene como mujer a la esposa de su propio padre.  (2)  ¡Y todavía están orgullosos! ¡Deberían más bien estar tristes! El hombre que cometió ese pecado debería ser expulsado de entre ustedes.

 En mayor o menor grado, siempre habrá algún "desordenado" entre las filas del cristianismo, pero hoy quiero llamar la atención sobre la actitud que deberíamos asumir los que nos enteramos de ello.

 2) LOS QUE LO SABEN

Reacciones hay muchas, aún el no hacer nada es una decisión de acción, pero miremos un poco lo que aconseja Pablo:

2Ts 3:14 NT BAD  Si alguien se niega a obedecer lo que decimos en esta carta, señálenlo y no se junten con él, para que se avergüence.

 2.1) Señálenlo

La acción es la de distinguirlo, hacerle una marca, tomar precaución sobre él. Es evidente que estamos hablando de sacar a la luz aquello que es una ofensa grave a los mandamientos del Señor. Y en esto, nuestro error está en hacerlo a través del chisme. La forma bíblica para tratar estos asuntos "ocultos" es, en primer lugar, teniendo una conversación en privado mostrándole que su pecado no está oculto y llamándole al arrepentimiento. De no prosperar, volver a intentarlo con testigos, y luego frente a la congregación (Mt.18:15-17).

 Es decir, a él es que debemos hacerle saber que su pecado es público, no a los demás.

 2.2) No se junten con él

La acción ahora se dirige a demostrarle nuestra desaprobación a lo que es una desobediencia al Señor. Muchos se enteran de cosas que no están bien, y que son ciertas, en el hermano, pero jamás asumen una actitud que de testimonio de su desaprobación. Siguen tratándole como si nada, y esto no es lo que deberíamos hacer.

 No mostrar desaprobación por el pecado nos pone en riesgo de ser culpados de estar aprobando aquello que se está haciendo mal.

 Rom 1:32 BNP  Y, aunque conocen el veredicto de Dios, que declara dignos de muerte a los que hacen estas cosas, no sólo las practican, sino que aprueban a los que las hacen.

 2.3) En un marco de amor

Y dijo Pablo: 2Ts 3:15 NT BAD  Pero no lo miren como a enemigo; háblenle como se le habla a cualquier hermano que necesita consejo.

 No se trata de "destruir" a aquél, sino de que se restaure al camino de la santidad, y esto solo es posible si ponemos en práctica la disciplina pero con amor.

Stg 5:19-20 PDT  Hermanos míos, alguno de ustedes puede haberse extraviado del camino de la verdad. También es posible que otro de ustedes lo ayude a volver.  (20)  Recuerden esto: el que lo ayude a volver de su error, lo ha rescatado de la muerte eterna, y así verá muchos pecados perdonados.

 1Jn 5:16 PDT  Si alguno ve que su hermano en Cristo está cometiendo un pecado que no lo lleva a la muerte eterna, debe orar por su hermano y Dios le dará vida a su hermano. Digo un pecado que no lleva a la muerte eterna, porque hay un pecado que lleva a la muerte eterna, en ese caso yo no digo que se ore.

 CONCLUSIÓN

Tomar una actitud activa con estas características frente al error del otro nunca es algo agradable de hacer, pero es necesario hacerlo si es que amamos al hermano y queremos su restauración.

 Pablo señaló la equivocación, en ciertos asuntos, a los corintios y les mostró su desaprobación, ¿qué generó todo aquello? Generó esto: 2Co 7:8-11 NVI  Si bien los entristecí con mi carta, no me pesa. Es verdad que antes me pesó, porque me di cuenta de que por un tiempo mi carta los había entristecido.  (9)  Sin embargo, ahora me alegro, no porque se hayan entristecido sino porque su tristeza los llevó al arrepentimiento. Ustedes se entristecieron tal como Dios lo quiere, de modo que nosotros de ninguna manera los hemos perjudicado.  (10)  La tristeza que proviene de Dios produce el arrepentimiento que lleva a la salvación, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce la muerte.  (11)  Fíjense lo que ha producido en ustedes esta tristeza que proviene de Dios: ¡qué empeño, qué afán por disculparse, qué indignación, qué temor, qué anhelo, qué preocupación, qué disposición para ver que se haga justicia! En todo han demostrado su inocencia en este asunto.

 A partir de hoy piense bien qué actitud asumirá frente al error de su hermano en la fe, no vaya a ser que, con ella, usted esté haciendo tanto mal como él.

{
}
{
}

Deja tu comentario Generando tristezas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre