Avisar de contenido inadecuado

Fieles a nuestro corazón

{
}

Si eres consiente de la existencia de Dios, considera bien a quien respetarás más.

 No fue un hombre insensible a lo que estaba pasando, pero si podemos decir que fue un hombre que decidió equivocadamente a quien temer o respetar más, ese hombre se llamó Pilato: Jua 19:6-8 PDT  Cuando lo vieron, los jefes de los sacerdotes y los guardias gritaron: -¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo! Pilato les dijo: -¡Llévenselo ustedes y crucifíquenlo! Yo no he podido encontrar nada contra él.  (7)  Los judíos le contestaron: -Tenemos una ley que dice que él debe morir porque dijo que es el Hijo de Dios.  (8)  Después de escuchar esto, Pilato se asustó más.

 No todos son tan insensibles a la persona de Dios, pero lo parecen por causa del temor a los demás.

 1) PILATO

Quedó este hombre atrapado en una situación de la que quiso salir así: Mat 27:24 TLA  Pilato vio que ya no le hacían caso, y que aquello podía terminar en un alboroto muy peligroso. Entonces mandó que le llevaran agua, se lavó las manos delante de la gente y dijo: —Yo no soy culpable de la muerte de este hombre. Los culpables son ustedes.

 Pero, aunque con aquél lavado de manos quiso desligarse de los acontecimientos, bien que su corazón estaba conmovido por todo lo que estaba sucediendo. Quiso aparentar indiferencia pero su corazón se estremecía, y he allí su miseria: tenía temor ante Jesús pero prevaleció el temor por los demás.

 Dice la Biblia que: Jua 19:8 NVI  Al oír esto, Pilato se atemorizó aún más,

 ¿Qué fue lo que escuchó que causó aquél temor? No fue el que se dijera que era rey de los judíos, lo que causó aquél temor fue el escuchar que aquél se decía ser el Hijo de Dios. Jua 19:7 NVI  ...porque se ha hecho pasar por Hijo de Dios —insistieron los judíos.

 En otro de los evangelios también dice que: Mat 27:19 DHH  Mientras Pilato estaba sentado en el tribunal, su esposa mandó a decirle: "No te metas con ese hombre justo, porque anoche tuve un sueño horrible por causa suya."

 Sin dudas el temor que sentía era causado por la impresión de que Jesús no era uno más, pero aún así, consideró de mayor importancia el respetar la voz de quienes lo acusaban ante él.

Jua 19:12-16 DHH  Desde aquel momento, Pilato buscaba la manera de dejar libre a Jesús; pero los judíos le gritaron:–¡Si lo dejas libre, no eres amigo del emperador! ¡Cualquiera que se hace rey, es enemigo del emperador!  ...(16)  Entonces Pilato les entregó a Jesús para que lo crucificaran, y ellos se lo llevaron.

 2) TEMOR O RESPETO

De seguro muchos de los que quieren dar una imagen insensible o indiferente de la persona de Dios, se encuentran en el mismo dilema que Pilato, lavan sus manos con las aguas de la indiferencia pero sus corazones tiemblan bajo la impresión de Su existencia, y todo por considerar de mayor peso la opinión de los demás.

 Estos son los que en la multitud se suman a la corriente de los demás, pero que en la soledad claman y gimen ante la conciencia de la existencia de Dios. A estos, la Palabra dice:

Pro 29:25 TLA  Si tienes miedo de la gente, tú mismo te tiendes una trampa; pero si confías en Dios estarás fuera de peligro.

 ¿En cuántas "trampas" has caído por causa de ese doble ánimo? Sabes que Dios es real pero tienes mayor conciencia del mundo que te rodea, por lo que quedas atrapado entre dos pensamientos que solo te llevan a sentirte mal contigo mismo.

 CONCLUSIÓN

Pilato es alguien que provoca tristeza, especialmente porque, como él, muchos se encuentran en el mismo conflicto: tienen conciencia de Dios en su interior, pero hacia afuera se muestran indiferentes, y todo porque consideran más importante la opinión de los demás.

 Tales personas de seguro no pueden sentirse bien consigo mismas, creen una cosa pero hacen otra, bajo el peso de la consideración de la opinión de quienes les rodean. Son estos los que ríen entre la multitud pero lloran en la soledad, son estos los que terminan cediendo y cayendo en las trampas que bien pudieron haber evitado si se hubieran mantenido en la conciencia, el respeto y el temor a Dios.

 A estos solo decir que, por causa de tu felicidad, por causa de tener paz en tu interior, se fiel a tu conciencia y no tanto a la de los demás.

{
}
{
}

Deja tu comentario Fieles a nuestro corazón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre