Avisar de contenido inadecuado

Fidelidad

{
}

Todas las cosas ayudan a bien a los que son fieles a Dios.

El horno había sido calentado siete veces más de lo normal, y dentro fueron echados los que se negaron a apartarse de su fe. ¿Qué pasó con ellos? Dios les mostró que, a los que le son fieles, todas las cosas les ayudan a bien.

Dan 3:24-27 RV1960 (T) Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. (25) Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. (26) Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego. (27) Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían.

La fidelidad es un desafío que muchos no están dispuestos aceptar, pero es en ella donde descubrimos la veracidad de Aquél que en todo se muestra fiel.

1) FIDELIDAD DE ELLOS
Todo comenzó porque no se quisieron inclinar ante otro dios.

Dan 3:14-18 PDT Nabucodonosor les dijo: —Sadrac, Mesac y Abednego, ¿es verdad que ustedes no han adorado a los dioses ni se han arrodillado a adorar la estatua de oro que hice construir? (15) Entiendan esto muy bien: cuando escuchen el sonido de trompetas, flautas, cítaras, arpas, liras, gaitas, y otros instrumentos musicales, deben arrodillarse a adorar la estatua de oro. ¡Si no se arrodillan a adorar en ese momento, serán lanzados al horno y no habrá ningún dios que pueda salvarlos de mi castigo! (16) Sadrac, Mesac y Abednego respondieron: —Majestad, no es necesario que le demos explicaciones sobre eso. (17) El Dios a quien servimos puede salvarnos de su castigo y del horno de fuego. (18) Es más, aunque él no lo hiciera, su majestad debe saber que no adoraremos a sus dioses ni nos arrodillaremos frente a la estatua de oro que ha construido.

"Sadrac, Mesac y Abed-nego fueron presionados para negar a Dios, pero decidieron ser fieles ¡a cualquier precio! Confiaron en que Dios los libraría, pero estaban determinados a ser fieles a pesar de las consecuencias. Si Dios siempre rescatara a los que le son fieles, los cristianos no necesitarían fe. Su religión sería una gran póliza de seguro y habría filas de gente egoísta listas para adquirirla. Debemos ser fieles a Dios ya sea que intervenga o no en nuestro favor. Nuestra recompensa eterna vale cualquier sufrimiento que tengamos que resistir." Comentario Biblia Diario Vivir, Dan.3:16-18

¡Cuán diferente es el concepto de fidelidad que nosotros manejamos! Nuestra fidelidad no siempre se basa en quién es Dios o en los valores eternos; en cambio pensamos que, si hace esto o aquello, entonces le somos fieles y si no, no nos sirve. Tal tipo de "fidelidad" demuestra una cosa: aún estamos lejos de Él.

2) FIDELIDAD DE ÉL
Dice la Biblia que: Dan 3:27-28 PER Sidrac, Misac y Abdénago salieron del horno.... no se les había quemado el pelo, los pantalones estaban intactos, ni siquiera olían a chamuscados. (28) Nabucodonosor entonces dijo: Bendito sea el Dios de Sidrac, Misac y Abdénago, que envió un ángel a salvar a sus siervos, que, confiando en él, desobedecieron el decreto real y prefirieron arrostrar el fuego antes que venerar y adorar otros dioses que el suyo.

Aquellos se mostraron fieles, pero también su Dios. Él es alguien en quien, tú y yo podemos confiar: Sal 89:8 TLA Señor y Dios del universo, ¡no hay Dios como tú, tan fiel y poderoso!

3) CONSECUENCIAS DE LA FIDELIDAD
La envidia había sido el motivo de la denuncia que llevó a estos hombres a tal situación, pero aquello que estaba destinado para mal, Dios lo transformó para bien.

Dan 3:28-30 NVI Entonces exclamó Nabucodonosor: ... (29) Por tanto, yo decreto que se descuartice a cualquiera que hable en contra del Dios de Sadrac, Mesac y Abednego, y que su casa sea reducida a cenizas, sin importar la nación a que pertenezca o la lengua que hable. ¡No hay otro dios que pueda salvar de esta manera!» (30) Después de eso el rey promovió a Sadrac, Mesac y Abednego a un alto puesto en la provincia de Babilonia.

CONCLUSIÓN

La fidelidad a Dios es parte fundamental de la experiencia cristiana, pero ha de ser una fidelidad madura, dispuesta a mantenerse sea cual sea el costo que ello demande.

Y en el hacerlo de esa manera, de seguro Dios no nos dejará avergonzados.

Joe 2:27 NVI Entonces sabrán que yo estoy en medio de Israel, que yo soy el SEÑOR su Dios, y no hay otro fuera de mí. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo!

{
}
{
}

Deja tu comentario Fidelidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.