Avisar de contenido inadecuado

La fe del centurión

{
}

Cuando hablamos de autoridad no hay otro como Él. 
 
Dice la Biblia: Luc 7:6-10 PDT  Entonces Jesús fue con ellos. Cuando ya estaban cerca de la casa, el capitán envió a algunos amigos para que le dijeran: «Señor, no te molestes, porque no merezco que entres a mi casa.  (7)  Por eso no me atreví a ir a verte yo mismo. Sólo te pido que des la orden y mi siervo quedará sanado.  (8)  Porque yo estoy bajo la autoridad de mis superiores, y a la vez tengo a muchos soldados bajo mi autoridad. Si le digo a un soldado: “Ve”, él va. Si le digo a otro: “Ven”, él viene. Y si le digo a mi siervo: “Haz esto”, él lo hace».  (9)  Al oír esto, Jesús se admiró mucho del capitán, se volvió a la multitud que lo seguía y dijo: —Les aseguro que ni en Israel he visto una fe tan grande.  (10)  Al regresar a la casa, los que habían sido enviados encontraron que el siervo estaba sano. 
 
Como soldado el concepto de autoridad era claro para él. Sabía que la orden de un superior demanda cumplimiento y no acepta una segunda opción. Lo interesante de aquél romano es que creía que autoridad era lo que había en Jesús. 
 
Poder es una de las definiciones de autoridad. Y el motivo de estas palabras es decirte que, de entre las tantas "autoridades" que andan por ahí, es Jesús quien tiene poder sobre todas ellas, por lo cual bien harías en poner tu confianza en Él.Mat 4:23-24 BL95  Jesús empezó a recorrer toda la Galilea; enseñaba en las sinagogas de los judíos, proclamaba la Buena Nueva del Reino y curaba en el pueblo todas las dolencias y enfermedades.  (24)  Su fama se extendió por toda Siria. La gente le traía todos sus enfermos y cuantos estaban aquejados por algún mal: endemoniados, lunáticos y paralíticos, y él los sanaba a todos. 

{
}
{
}

Deja tu comentario La fe del centurión

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre