Avisar de contenido inadecuado

Expuestos al peligro

{
}

No se trata solo de no ser dominado, sino principalmente de no terminar haciendo algo que luego nos haga sufrir.

 Dice la Biblia sobre unos hermanos: Gén 37:4 RV1960 (T)  Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.

 Muchos nos decimos ser libres, pero dejándonos controlar por ciertas fuerzas, nos volvemos esclavos de ellas. El que usted no pueda hacer lo que debe hacer por causa de la ira, el rencor, los celos, la lujuria, etcétera, es una evidencia de que, si no hace algo al respecto, pronto estará cometiendo un error que tal vez le haga sufrir.

 1) LOS HERMANOS

 Algo es claro, el corazón de ellos estaba siendo ganado por sentimientos oscuros. Gén 37:11 NBLH  Sus hermanos le tenían envidia, pero su padre reflexionaba sobre lo que se había dicho.

 Esta condición interna estaba creciendo y ya se dejaba ver en el exterior. Gén 37:4 RV1960 (T)  Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.

 Y como nadie puso fin a aquella escalada de odio y celos, de dejar de hablarle amablemente pasaron a una acción que luego lamentarían.

Gén 37:18-28 RV1960 (T)  (18)  Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle.  (19)  Y dijeron el uno al otro: He aquí viene el soñador.  (20)  Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.  (21)  Cuando Rubén oyó esto, lo libró de sus manos, y dijo: No lo matemos.  (22)  Y les dijo Rubén: No derraméis sangre; echadlo en esta cisterna que está en el desierto, y no pongáis mano en él; por librarlo así de sus manos, para hacerlo volver a su padre.  (23)  Sucedió, pues, que cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica, la túnica de colores que tenía sobre sí;  (24)  y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua.  (25)  Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto.  (26)  Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte?  (27)  Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él.  (28)  Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.

 Este es el punto, hay quienes sienten tener derecho a guardar dentro de sí el odio, el rencor, la avaricia, los celos, la envidia, la lujuria, etcétera. Y por cierto tiempo parece que nada fuera de lo común sucede, pero estás fuerzas están activas, ganando terreno en la mente y en las emociones, y tarde o temprano se dejarán ver al exterior.

 Es en ese punto donde seguramente terminemos haciendo algo de lo cual después nos tendremos que arrepentir.

 Gén 42:21-22 BLPH  pero se decían unos a otros: — Ahora estamos pagando el mal que le hicimos a nuestro hermano, pues viendo cómo nos suplicaba con angustia, no tuvimos compasión de él. Por eso nos viene ahora esta desgracia.  (22)  Entonces habló Rubén: — Yo les advertí que no hicieran ningún daño al muchacho, pero no me hicieron caso, y ahora tenemos que pagar el precio de su muerte.

 CONCLUSIÓN

¿Por qué no perseverar en el odio, en el resentimiento, en la lujuria, en la avaricia, como en otras fuerzas negativas?

 Porque estas te irán dominando al punto de que un día ya no eres dueño de ti mismo y terminas haciendo algo que luego te hace sufrir.

 Hoy tu puedes decidir que clase de vida quieres llevar, y si quieres ser verdaderamente libre, hay cosa que deberás empezar a parar.

 Pro 25:28 DHHe (D)  Como ciudad sin muralla y expuesta al peligro, así es quien no sabe dominar sus impulsos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Expuestos al peligro

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre